www.capitalmexico.com.mx
Sábado 02 de Julio 2022

La ambiciosa reforma fiscal de Trump

 

Pretende reducir impuestos de manera drástica


El presidente de Estados Unidos Donald Trump presentó con bombo y platillo en Indianápolis, Indiana, una ambiciosa y polémica iniciativa de reforma fiscal.

Con ella pretende reducir impuestos de manera drástica prácticamente a todo el mundo, pero especialmente a las empresas y a los más ricos, con la esperanza de que este excedente de recursos se traduzca en mayores niveles de inversión y, por lo tanto, en una intensificación de la actividad económica y en un consecuente mayor crecimiento del Producto Interno Bruto. Rodeado por sus simpatizantes Trump ponderó lo que en el estado de Indiana había logrado la aplicación de principios económicos ultra liberales que pueden resumirse en una reducción del gobierno a mínimos. Trump dijo que Indiana es un ejemplo tremendo de la prosperidad que se alcanza cuando se reducen impuestos y se les da libertad a los sueños de los ciudadanos a través de pocos impuestos y pocas regulaciones.

De Trump llama la atención el marcado contraste entre su espíritu ultra liberal en lo económico con su espíritu ultra conservador en otros ámbitos de la realidad estadounidense. En cualquier caso esta es la reforma fiscal que Trump buscará impulsar. El problema es que en ella no se contemplan reducciones del gasto. En otras palabras, si se recortan impuestos sin reducir el gasto el único camino es el de mayor endeudamiento.

Hoy por hoy el déficit público de la Unión Americana asciende a 500 mil millones de dólares al año y la reforma que propone Trump podría duplicar ese déficit que tanto trabajo costó reducir. La reforma fiscal propuesta por Trump pues, podría traducirse en beneficios para hoy y en problemas para mañana. Habrá que ver cuál es la suerte que la reforma fiscal trumpeana tiene en la Cámara de Representantes y en el Senado de la Unión Americana.