WWW.CAPITALMEXICO.COM.MX

Martes 17 de Septiembre 2019
| | |

La fiesta de los 41 y la CRE

STAFF CAPITAL

STAFF CAPITAL

04 de Abril 2019


Sin lugar a dudas, en este país las cosas siguen siendo iguales que cuando gobernaban los tricolores o los blanquiazules. Nada ha cambiado con la llegada del Movimiento de Regeneración Nacional al Gobierno Federal porque sus principales miembros están siguiendo las mismas formas de aquellos a los que tanto han reclamado.
Quizá la explicación sea que nunca pensaron que la tarea de gobernar sería tan complicada porque hasta ahora no han logrado tomar las decisiones adecuadas, porque no es lo mismo tildar al adversario de corrupto que entregar buenas cuentas.
La luna de miel entre el gobierno encabezado por Andrés Manuel López obrador y quienes decidieron otorgarle el voto quizá tenga todavía para darle algún tiempo antes de que los mexicanos comiencen reclamar por la falta de resultados tangibles, porque como siempre ocurre, la gente que apoya un cambio quiere que entrando aquellos que lo prometieron ofrezcan resultados en lo inmediato.
Hasta ahora la evaluación que se ha realizado indica que el cambio prometido pudiera convertirse en el principal obstáculo del Gobierno Federal en la percepción de la mayor parte de los ciudadanos.
Si a ello le agregamos que con los procesos de transparencia que nos hemos dado ya no existen recovecos que permitan esconder hechos lamentables, en los siguientes días habrá un nuevo debate, ya que el gobierno desembolso más de cuarenta y un millones de pesos en el banquete ofrecido por el Presidente Andrés Manuel López Obrador y su esposa Beatriz Gutiérrez Müller en Palacio Nacional.
Claro está que en esos gastos se insertan aquellos que se hicieron para hospedar y transportar a los invitados especiales.
Y no es por intrigar, pero ante la eventualidad de que una de las promesas más recurrentes en campaña vertidas por el ahora Primer Mandatario fue la disminución de los gastos suntuosos, los hechos demuestran que las cosas pueden seguir igual que antes, con lo que la percepción popular se puede convertir en un enemigo feroz de la “Cuarta Transformación”.
Bien se puedo hacer un banquete selecto con estadistas únicamente, pero al parecer se echó la casa por la ventana. Mal y de malas comienza la cuarta.
Otro si digo: independientemente de los escándalos por la supuesta firma falsificada de una senadora, quien sumó palomitas en su favor fue el Presidente de la Mesa Directiva del Senado de la República. Para decirlo de otra forma, el señor Batres saco el largo colmillo que ha desarrollado en su ya larga carrera política al sentar las bases para llevar con éxito la votación para rechazar a los presuntos integrantes de la Comisión Reguladora de Energía, y el tiro le salió muy bien.
No fue fácil sortear la metralla de las oposiciones en el pleno del Senado, y pese a ello logró evitar que las bancadas de la oposición tuvieran elementos suficientes para la obtención de un amparo que obligara al Presidente de la República a rehacer las ternas.
Eso le granjeó el aplauso de sus compañeros de bancada en la reunión del Grupo Parlamentario que se celebró el jueves por la noche. Para decirlo de otra manera, Martí Batres sacó a relucir su experiencia y le otorgó al Presidente de la República la oportunidad de nombrar a quienes encabezarán la Comisión Reguladora de Energía.
Al tiempo.