WWW.CAPITALMEXICO.COM.MX

Viernes 15 de Noviembre 2019
| | |

Más allá del árbitro

Twitter

Twitter

14 de Marzo 2019


Ahora resulta que los gestos y majaderías del árbitro Francisco Chacón son más relevantes que lo ocurrido en el clásico en que América echa a Chivas de la Copa MX, como si esta práctica, le guste a quien le guste (y al que no, como dijo el filosofo de Güemez, pues no), nos consta a quienes por años jugamos en el llano, interclubes, universitario, local, y por supuesto profesionales, es parte del lenguaje cotidiano sobre la cancha, el que esté libre de este pecado que arroje la primera piedra. Esto no es nuevo, surge con las muchas cámaras de TV que hoy captan hasta el mínimo detalle, ya las agresiones, entradas malintencionadas, esas si son absolutamente reprobables.

CHACON, EL PROTAGONISTA

Curioso y hasta chocante que se hable y escriba mas acerca del arbitraje de Francisco Chacón en el clásico América – Chivas que de la falta de punch y hasta enjundia de estos Chivas que corrieron por todas partes, pero haciendo honor a su mote, lo hicieron como “Chivas locas”; lo de Chacón es prepotencia y su lenguaje soez es, insisto,  más que común en el devenir del calor y presión del juego a todos niveles entre los jugadores hasta del mismo equipo y con el arbitraje, por supuesto no es privativo del futbol profesional, quienes jugamos mal o bien pero jugamos en las ligas amateurs lo sabemos, vivimos, utilizamos y ya al final, cuando hay condiciones, un apretón de manos, abrazo y cada quien su golpe, en el nivel profesional quienes hemos asistido a los estadios en muchas ocasiones a nivel cancha somos testigos de piedra en este comportamiento de palabras soeces, intimidantes, amenazadoras y señas “groseras y majaderas” y hasta ahí, ya llegar a golpes, agresiones, entradas malintencionadas es otra cosa absolutamente reprobable.

CARDOZO ESCUPE AL CIELO

Cardozo vive el momento con tal tensión que en la misma conferencia de prensa rompe códigos no escritos al criticar públicamente la actitud de Dieter Villalpando exhibiéndolo sin necesidad como si todo su equipo, desde el portero hasta los que entraron de cambio jugaron un clásico de vergüenza, cierto, este tema de criticar en lo individual a algún jugador se da en cada partido pero en privado, en el vestidor o mas tarde en frío separando al jugador y platicando con él.

Así as cosas pues, el América juega un clásico, Chivas fue el sparring…

Así de fácil…

Orquidea News