www.capitalmexico.com.mx

Lunes 02 de Agosto 2021
Seguimiento de COVID-19 México 02 agosto 2021 · 21:22
2,861,498 Confirmados
2,241,868 Recuperados
241,279 Decesos

Muerte por fe

 

La muerte de 55 sacerdotes desde 1990 a la fecha, ya es causa de un fenómeno en México


La muerte de 55 sacerdotes desde 1990 a la fecha, ya es causa de un fenómeno en México, dicen algunos expertos. Entre ellos, los integrantes del Centro Católico Multimedial (CCM) que ubican al país, por séptimo año consecutivo –además–, en el primer lugar en crímenes de odio contra sacerdotes, religiosos y laicos de toda América Latina. Los escenarios y los argumentos son diversos: Chiapas, Tabasco, Ciudad de México, Michoacán, Guerrero, Tamaulipas y Veracruz.

En este último, el endemoniado hartazgo se apoderó de pobladores en Catemaco.

Quemaron oficinas de Gobierno y bloquearon calles por el caso del padre José Luis Sánchez Ruiz. Sustraído violentamente de la casa parroquial, contigua al templo de los Doce Apóstoles, fue encontrado vivo y con signos de tortura. Algunos atribuyen la autoría de la agresión a simpatizantes de Javier Duarte de Ochoa, prófugo de la justicia. También hubo caciques que, supuestamente, abusaron de los débiles. Sánchez Ruiz emitía sus opiniones desde el púlpito y era activo en redes sociales:

Facebook y WhatsApp, principalmente. Por ahí también llegaron las amenazas de muerte, reconoció la Diócesis de San Andrés.

Pero como el león no es komo lo pintan, en la colección de enemistades del presbítero también hay representantes de la grey católica a los que cuestionó por, según él, haber olvidado que la Iglesia existe por los pobres y para los pobres.  El CCM afirma que: “La Iglesia no tiene conflicto con los grupos que cometen actos ilícitos en el país, pero hay sectores de la sociedad que aprovechan la efervescencia de la violencia y cargan contra los religiosos”. Otro argumento que, si bien, no arroja luz a los casos, reafirma que la violencia contra “hombres de fe” en México ya es una expresión social que debe ser estudiada. ¿Usted qué opina?