WWW.CAPITALMEXICO.COM.MX

Lunes 13 de Julio 2020
| | |

Peña y Trump

El presidente Enrique Peña Nieto y su homólogo de EU, Donald Trump. Foto: Cuartoscuro

El presidente Enrique Peña Nieto y su homólogo de EU, Donald Trump. Foto: Cuartoscuro

08 de Mayo 2017

No hay elementos que permitan coordinar la política exterior

Aunque existe en México una embajadora de Estados Unidos de América –Roberta Jacobson– a veces parece como si no estuviera o como si nunca se le encontrara.

Me explicaré.

El canciller Videgaray sabe que no necesita hablar con Jacobson porque entre su amigo Jared Kushner y la Casa Blanca de Trump, el Departamento de Estado es simplemente inexistente. No hay elementos que permitan coordinar la política exterior de acuerdo al interés del imperio del norte.

Y es que, hoy el interés de Estados Unidos está en manos de muy pocas personas y al alcance de la reacción visceral que pueda tener el presidente de acuerdo a cada caso.

Pero una vez dicho eso y sin que nadie de la Embajada estadounidense en México lo sepa, ya comenzó a fjarse la posibilidad de una reunión entre Peña y Trump.

Hay un hecho objetivo, el presidente de EU ya sabe que así como fue posible que se aprobara en primera instancia su “Trumpcare”, ahora podría hacer posible otro milagro, pero en relación al tema del muro.

En ese sentido, todo le resulta mucho más simple, podría bajarle el tono en ese tema, generar un acercamiento con nuestro Presidente, tomarse la fotografa, tranquilizar el contexto y no incrementar los problemas hasta que tenga otro despunte de popularidad y entonces vuelva a pegarnos.

Se está buscando que esa reunión se realice antes de julio, en la cual naturalmente se tienen que abordar dos temas muy espinosos. Primero, hablar de la agenda completa que se incluirá en los temas para negociar el TLC, y segundo, abordar lo que se va hacer con el tema del muro. ¿O acaso terminaremos por plantear una mayor política de colaboración y nos repartiremos las tareas de la patrulla fronteriza entre los dos países?

Pero de momento, México como punching bag puede dejar de estar al alcance de la mano del presidente estadounidense y mejor trabajar para aceptar lo que dijo desde el principio el secretario de Comercio estadounidense, Wilbur Ross, es decir, que no habrá TLC este año.

Por lo tanto, si no habrá TLC y si el Congreso de Estados Unidos no le va a dar dinero para su muro, mejor empezamos a hacer política, le bajamos tensión desde ahí y preparamos un programa que pueda servir a ambos países de aquí en adelante.

El único inconveniente es que eso no se está gestando con todo el poder de comunicación, de información y de logística de los profesionales, que hay muchos y muy buenos en la Embajada de EU en México, sino que se está haciendo directamente entre la Cancillería y la Casa Blanca, o más bien entre la Cancillería y esa parte de la Casa Blanca en la que están Kushner y su esposa Ivanka.

Twitter @antonio_navalon

Más notas sobre