WWW.CAPITALMEXICO.COM.MX

Viernes 07 de Mayo 2021
| | |

Periodismo de escándalo

Tom Brady, quarterback de los Patriots de Nueva Inglaterra. Foto: AP

Tom Brady, quarterback de los Patriots de Nueva Inglaterra. Foto: AP

23 de Marzo 2017

Resulta ofensivo que un miembro de la prensa mexicana haya sido el culpable del robo del jersey

El día de hoy RefleXiono sobre… Qué patético y vergonzoso lo que sucedió con el jersey de Tom Brady. Resulta ofensivo que un miembro de la prensa mexicana haya sido el culpable, porque deja mal parada a mucha gente que honra el oficio. Sin embargo es momento de hurgar en la llaga y descubrir que en nuestro oficio no todo es miel sobre hojuelas. Si revisamos lo que es una falacia encontraremos que son mentiras disfrazadas de verdad con una cierta lógica. Entonces falaz es aquel que miente cubriendo su mentira con algo de verdad. Hay periodistas que después de denunciar casos de mucho escándalo y exhibiendo casos que fueron verdad, han cobrado mucho prestigio y la gente los identifica como gente de alto valor moral. Pero la realidad es distinta, estos personajes que cuentan con mucho peso moral utilizan esa capa para denunciar lo que les venga en gana y muchas veces sin sustento.

Son personas que de manera impune acusan sin elementos –mas que con el peso de su palabra– y que no están midiendo el daño que hacen a gente de bien. Esos profesionales debieran de tener un mayor compromiso moral con la sociedad y sólo utilizan su poder para emprender batallas personales cargadas de encono que sólo afectan a terceros que no tienen vela en ese entierro. Esos periodistas que se disfrazan de izquierda pero que comen en los mejores restaurantes, que viajan en business, que viven con gran lujo pero que frente al micrófono se arremangan la blusa para denunciar, con un aire de superioridad que espanta, esos son peor que el que se robó un jersey. Ojalá y recuperemos el valor de la profesión y condenemos a los que se roban un suvenir del supér bowl, pero también a los que hacen uso de la profesión para atender batallas personales. Que además es probable sean de intereses ocultos… ADIÓS…

Más notas sobre