WWW.CAPITALMEXICO.COM.MX

Martes 22 de Septiembre 2020
| | |

Cobertura petrolera

Extracción de petróleo. Foto: AP

Extracción de petróleo. Foto: AP

30 de Agosto 2016

El escenario para el primer trimestre de 2017 es lo que preocupa

Ante la agitación en el mercado de hidrocarburos, la Secretaría de Hacienda completó la contratación de coberturas petroleras para el ejercicio fiscal de 2017.

La estrategia para proteger el ingreso petrolero estimado del sector público cubre un precio de 42 dólares por barril (dpb), mismo promedio esperado que será propuesto al Congreso de la Unión en el Paquete Económico del mismo año.

Desde hace 12 años los programas de cobertura petrolera forman parte de la estrategia integral de manejo de riesgos del Estado mexicano, pues permiten atenuar los efectos adversos de la volatilidad en los precios del petróleo y en las finanzas públicas. Y es que la cobertura petrolera es un instrumento que sirve para garantizar los ingresos petroleros, con el objetivo de proteger las finanzas de un país en el futuro. Para ser más claros, se trata de un “seguro”, pues hay una prima, y el costo de esta prima se realiza con un número de operaciones en los mercados de derivados internacionales.

Hay que recordar que la puesta en marcha de los programas de coberturas forman parte de la estrategia integral de manejo de riesgos del Gobierno Federal, que le ha permitido atenuar los efectos adversos de la crisis financiera internacional en las finanzas públicas. Este es el argumento del Gobierno ante la volatilidad en los precios del energético.

Aunque hay que tener previsto que las Finanzas Públicas Federales no están totalmente cubiertas ante la contingencia petrolera y habría la necesidad de ajustar el gasto autorizado, o incrementar el endeudamiento neto.

Ese es un tema importante no sólo para la hora de armar el presupuesto de egresos, sino que se deben considerar las variables que las entidades arrojan, tanto por sus manejos financieros como por su trabajo fiscal en materia local.

El escenario para el primer trimestre de 2017 es lo que preocupa, ya que se advierte que el precio de los energéticos se mantenga débil y siga un golpe a las remesas, derivado de la elección de EU, lo que ocasionaría un déficit en la cuenta corriente. Pero ello se puede solventar con la cobertura petrolera.

[email protected]

@drcamartinez

Más notas sobre