WWW.CAPITALMEXICO.COM.MX

Jueves 26 de Noviembre 2020
| | |

Primera de 7 rondas de renegociación del TLCAN

Productos. Foto: Especial

Productos. Foto: Especial

23 de Agosto 2017

Dos fantasmas aparecieron en la ronda inicial

Arrancaron las negociaciones del TLCAN y como se esperaba, dos fantasmas aparecieron en la ronda inicial: el déficit comercial de Estados Unidos con México y la pérdida de empleos.

El gobierno de Trump considera que el déficit es malo en sí mismo para la economía de Estados Unidos y lo ve como una consecuencia de lo bueno que ha resultado para México el TLCAN (desplazando a Estados Unidos).

La desinformada visión de Trump sobre el comercio sugiere que esta es una situación en la que lo que un país gana necesariamente se consigue a costa de que el otro pierda.

En realidad no es así. La expansión del libre comercio en Norteamérica se debe a que el comercio puede mejorar (en el neto) el bienestar de todos los involucrados.

El déficit de Estados Unidos se explica más por la constante apreciación del dólar con respecto al peso y la fuerte demanda interna de bienes en aquél país, ya sea para consumo o como parte de las cadenas de suministro en la producción.

En 2016 las exportaciones de México hacia Estados Unidos fueron 81 por ciento del total (unos 302 mil millones de de dólares de un total de 374 mil), pero visto como porcentaje, las exportaciones de México hacia Estados Unidos se han reducido ligeramente. En 1993, previo al TLCAN, las exportaciones de México hacia Estados Unidos eran de 83 puntos porcentuales del total (se exportaron 42 mil 911 millones de dólares de un total de 51,886 mdd). En resumen, el TLCAN no ha cambiado la composición de exportaciones de México hacia Estados Unidos.

Los economistas Joshua Meltzer y Dany Bahar (del Global Economy and Developmet Program) consideran que, si bien es cierto que Estados Unidos ha perdido casi seis millones de empleos en la industria de las manufacturas, esto se explica más por el aumento de la productividad del trabajo en aquél país, así como por los avances en la tecnología.

Meltzer y Bahar estiman que el TLCAN ha dejado a Estados Unidos la pérdida neta de 100 mil empleos, lo que representa tan sólo 0.1 por ciento de la fuerza laboral de aquél país.

Más notas sobre