WWW.CAPITALMEXICO.COM.MX

Martes 17 de Septiembre 2019
| | |

Regresando con el Madrid

Real Madrid. Foto: AP

Real Madrid. Foto: AP

14 de Febrero 2018

El Madrid de Zidane saca dos de ventaja en casa

Sol y sombra, mientras Zinedine ZIDANE asume riesgos para ganar su partido clave, el técnico del PSG, el vasco Unai EMERY, se protege en la zona de confort “firmando” el empate, timorata reacción con un plantel para salir a comerse el mundo, el Madrid de Zidane saca dos de ventaja en casa y un gran detonador a su autoestima.

EL GRAN ZIDANE

Los grandes justifican su jerarquía precisamente en los momentos críticos cuando el carácter templado, la seguridad y convicción en lo que se dice y hace permiten asumir riesgos, esa zona en la que se puede ganar o perder, pero que también se sabe que quien no arriesga no gana, este fue el ZINEDINE ZIDANE de siempre, sus jugadores responden con convicción total a los ajustes y el premio es darle la vuelta al PSG y salir por la puerta grande.

EL PSG LA TUVO

El Paris Saint German (PSG) se pone adelante al minuto 33 con el gol del canterano francés Rabiot a rechace en contragolpe, uno a cero justo cuando el REAL venía haciendo bien las cosas; el PSG, sin tirarse a matar, controla el tiempo y el balón hasta que al final de la primera parte le cometen penal a KROOS, que CR7 se encarga de convertir en gol, la presión no es problema para el goleador del Madrid.

Para la segunda parte ambos tuvieron oportunidades, en ese empate parcial el técnico Emery saca al goleador Edison CAVANI, decide cuidar el empate pensando más en la ventaja por gol de visitante para el juego de vuelta en París, ahí firma sentencia; ZIDANE asume riesgos, mete a Lucas Vázquez, Gareth Bale y el joven Marco Asensio, apostando por abrir la cancha con llegadas por los costados.

MARCELO SE ROBA EL PARTIDO

El brasileño es lateral, pero sólo en lo nominal, pocos como él para agregarse al ataque, encarar, driblear, recuperar cuando le roban la pelota, cambia de banda y de perfil y se da tiempo también para agregarse al ataque buscando remates que sí llegan.

Con Asensio–Bale–Lucas–Marcelo en el PSG no sabían por dónde venían los dardos, 11 “corners” a favor del Madrid lo dicen todo; finalmente, las llegadas por el costado de Asensio y Bale cobran dividendos, uno en remate de CR7 con la rodilla para el dos a uno y el otro haciendo justicia con “su” gol al propio Marcelo.

Así las cosas, pues, en juego parejo muchos firmarían el empate, el PSG lo hizo, el MADRID de Zidane jamás; la victoria va más allá de este parcial favorable en la eliminatoria, es un “boost” de oxígeno directo a la autoestima del Real Madrid y del MADRIDISMO todo… así de fácil…

Encuentra más notas sobre