Resaca electoral (Último)

Si así se porta siendo un ciudadano como tú, como yo, como nosotros no quiero pensar, ni de broma, las ínfulas que le llegarán con el fuero.
Alfredo Albíter Sánchez Publicado el
Comparte esta nota

El Pico del Pollo |

Por Alfredo Albíter Sánchez 

Resaca electoral (Último)

Para terminar con el tema de la resaca electoral, este alado se pone un poco nostálgico, el síndrome de la post resaca, pero no por la ausencia de discursos, campañas, spots y todo lo que se junte en redes sociales en una hora, sino por el hecho de aplicar la Ley de acuerdo a conveniencias. 

Ojo, que puede no ser responsabilidad total de las autoridades electorales, pues los abogados de las y los aspirinas en dificultades se las gastan como ellos sólo saben hacerlo, pero también “pus”, un poquito más de ganas, unos 20 centavos ¿no?, digo para no dar pie a temas como el de Luis Carballo, diputado federal electo del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), con un largo historial de violencia familiar e infantil -según se puede comprobar en las propias Redes Sociales y documentación de las denuncias presentadas en su contra-, esto debería bastar para la solicitud de una especie de informe al Juez de la causa, -sólo informativo- para no entorpecer las indagatorias ni la presunción de inocencia, sino para determinar sí o no la procedencia, por ejemplo de su postulación…

Y no es que se trate de rumores o algo por el estilo, sino de confirmaciones de gente del círculo rojo formado con su ahora ex esposa, quienes confirman lo violento que se tornaba Luis cuando andaba con unos “chupes” arriba –que esto sería parte de su vida privada y de su familia- y por supuesto que lo es hasta que él decide hacerlo público con sus desfiguros, gritos y demás.

No puedes decir que se invade tu vida privada, porque tú te encargaste de hacerla pública, pues sí, pero andaba hasta las “chanclas”, -es tu tema, tu hígado y tu dinero- pero cuando con tus acciones lo trasciendes a lo público, pues ¿cómo te explico?.. 

Y claro, no son suposiciones, tampoco se trata de leyendas urbanas, sino hechos que se asentaron en los expedientes correspondientes e insisto una vez más, han sido confirmados por su círculo rojo. Obvio, con el anonimato correspondiente, porque saben lo “mecha corta” de Carballo y los alcances que tiene, insisto, sobre todo cuando anda con algunas bebidas espirituosas entre pecho y espalda…

Dios nos ampare si este personaje llega a San Lázaro -después de una comida con “agüita de jamaica” a una discusión en el pleno o Comisiones. Según se entiende todas -y más- pruebas están aportadas, ahora sólo falta que el Juez encargado de la determinación le ponga ganitas para resolver el caso. 

Si así se porta siendo un ciudadano como tú, como yo, como nosotros no quiero pensar, ni de broma, las ínfulas que le llegarán con el fuero.

La rabadilla del Pollo

Pollos en el tejado me dicen, los fraudes con la venta de vehículos a precio de ganga, cada vez es más frecuente y, por lo menos antes, trataban de hacerlo, digámoslo así, de una manera discreta o poco visible, sin embargo, ahora los delincuentes lo hacen incluso hasta en las cercanías de edificios de la policía, se atreven a entrar a la dependencia para verificar que los números del auto no estén relacionados con alguno reportado como robado y al momento de hacer la transacción, es cuando surge la tranza. Ya les platicamos de un ejemplo sucedido a metros de la Fiscalía de Justicia mexiquense, de la Secretaría de Seguridad y de la Guardia Nacional…

Aunque el INEGI diga lo contrario, por hoy, cierro pico. Shalom. 

Mi correo es: alfredo.albiter@capitalmedia.mx

RGH

Síguenos en Google News para estar al día
Salir de la versión móvil