WWW.CAPITALMEXICO.COM.MX

Miércoles 18 de Septiembre 2019
| | |

Sin palabras

Roger Federer. Foto: AP

Roger Federer. Foto: AP

02 de Abril 2017

Rafael y Roger protagonizaron una de sus muchas batallas al límite de su enorme capacidad

La emoción les gana a estos dos grandes héroes de mil y una batallas. Son humanos y es precisamente esa enorme calidad humana lo que los hace prevalecer con una estrecha amistad, identificados en principios fundamentales como el FAIR PLAY al que defienden con todo, incluso enfrentando mentiras y ataques cobardes.

RAFA Y ROGER

Protagonizaron este domingo, bajo el intenso calor húmedo de Miami, una de sus muchas batallas al límite de su enorme capacidad después de haber jugado con intensidad estas dos semanas agotadoras. A muchos estos retos los hubieran retirado, más aún con el palmarés, títulos, dinero y más dinero que hoy lucen en sus blasones, sólo que RAFA y ROGER están hechos de otra pasta, la de grandes campeones y mejores seres humanos.

SIN PALABRAS

Fue lo único que alcanzaron a decir ambos, soltando la emoción contenida al momento de recibir RAFA –con sentimientos encontrados de frustración por no superar a– y ROGER –éste de satisfacción por alcanzar niveles que nadie le pronosticaba en este regreso de ensueño, después de su amargo segundo semestre de 2016– el trofeo de finalista (subcampeón) y, luego, ROGER FEDERER el de campeón del Miami Open Masters 1000.

PAREJOS, AL LÍMITE

Para ROGER FEDERER la semifinal ante el incómodo e insolente NICK Kyrgios fue una prueba llevada al límite, que se define en tres muertes súbitas de las que gana la primera y la tercera; esfuerzo físico y mental más allá del límite que disipó dudas acerca de su recuperación para esta final ante su rival de tantas batallas épicas, Rafa Nadal.

El primer set se juega con intensidad, ambos se conocen “hasta en la sopa”. Rafa reta en puntos clave y logra alcanzar a Roger, de hecho hubo hasta nueve opciones de rompimiento entre ambos, sólo que Roger lo logra en el “ 4 a 3” para ponerse en “5 a 3” y su saque que confirma en 48 minutos. El juez de silla les permite ir al vestidor, acompañados siempre por otro juez, para…

IR AL BAÑO

Son humanos y la temperatura, alrededor de los 35 grados con humedad superior a 60 por ciento, exige esa traída y controlada visita siempre con la presencia, ya no incómoda, están habituados, del juez testigo “hasta en el mingitorio”.

Regresan ambos para reanudar el juego en un segundo set de ensueño que en el “4 a 4” Roger carga de su lado con un rompimiento para el “5 a 4” que luego ratifica con su servicio, set, partido y título, todo junto para el suizo que confirma ser hoy por hoy el mejor jugador del tour, ambos escalan lugares en el ranking ya cerquita del número uno. Es igual, éste no es el tema de ambos por lo pronto… Así de fácil.

Encuentra más notas sobre