WWW.CAPITALMEXICO.COM.MX

Miércoles 25 de Noviembre 2020
| | |

STPRM simulación ante la pandemia

FotoJet

FotoJet

04 de Mayo 2020

A nivel nacional, Miguel Limón Hernández tiene la capacidad de manejar 100 millones de pesos.

Dobleces |

Hombre de bajo perfil, similar a su estatura política, Miguel Limón Hernández, dirigente del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM) por designación y gracia de la cuatroté, encontró en en clímax de la pandemia la manera de simular un raquítico apoyo para sus agremiados. Su despliegue en redes sociales fue de relumbrón, pero a la base trabajadora sólo le dio un cubrebocas para enfrentar la crisis sanitaria.

La discreción como arma política le funciona. No es protagonista del sindicato. Su estancia sólo es para cuidar los intereses sembrados de su protector Carlos Romero Deschamps a lo largo de 26 años al frente de la organización gremial.

En la histórica Sección Uno del sindicato petrolero, en manos del dirigente Esdras Romero Vega, se generan tres millones y medio de pesos cada mes por cuotas sindicales. Fondos manejados con opacidad total. Durante la cuarentena, los apoyos para la base trabajadora se mantienen escasos. A final de cuentas los beneficiarios son solamente los afines a su grupúsculo.

Hasta ahora, los derechos contractuales han sido atendidos de manera directa por Petróleos Mexicanos y no por alguna gestión hecha por la organización sindical. Y es que desde los últimos días de Carlos Romero Deschamps, el diálogo entre el sindicato y Pemex se había quebrado. La relación institucional se mantiene pero no es la mejor en este momento y Romero Vega lo sabe. A él se le identifica como uno de los deschampistas de hueso colorado.

Las estimaciones indican que el sindicato cuenta con los recursos suficientes para cubrir los insumos de los siete mil trabajadores que integran la Sección Uno y que están distribuidos entre la refinería Francisco I. Madero, Hospital Regional y Terminal Marítima.

Aún así la propaganda de Romero Vega se convirtió en un acto de simulación total. Uno de los mensajes enviados en redes sociales muestra a trabajadores que entregaron sólo cubrebocas en el Departamento Electromecánico de la Terminal Marítima.

El otro caso fue la entrega de cajas blancas en las que el escudo del STPRM es lo más importante ya que se anunció como “apoyos solidarios a las compañeras y compañeros transitorios, por las condiciones prevalecientes en el país derivado de la contingencia sanitaria (Covid-19)”.

Y es que con los recursos de las cuotas de un mes se pueden cubrir las necesidades básicas; así como la cobertura total en apoyo de despensas para el personal eventual mientras se mantiene la contingencia sanitaria.

Sin embargo, el poderosos sindicato tiene más recursos de los imaginados en sus arcas. A nivel nacional, Miguel Limón Hernández tiene la capacidad de manejar 100 millones de pesos. Las 36 secciones dejan al fondo del STPRM esa cantidad de dinero para un manejo a manos llenas de su actual dirigencia.

Aun así no se ha visto el apoyo suficiente ni la solidaridad requerida en este momento en que el sindicato tiene la capacidad estructural y financiera para sumarse a la lucha contra el Covid-19. Todo por no comulgar con la 4-T.

 

 

Por: Israel Mendoza Pérez

https://www.dobleces.com

Más notas sobre