WWW.CAPITALMEXICO.COM.MX

Miércoles 12 de Mayo 2021
| | |

Tema verde

No disponible

No disponible

01 de Junio 2017

Es una de las decisiones más controvertidas que ha tomado

El reversazo que metió Donald Trump al Acuerdo de París contra el cambio climático es una de las decisiones más controvertidas que ha tomado. No sólo es el costo político internacional, sino que el costo económico también tiene repercusiones. Con esta decisión el mandatario estadounidense pierde más de lo que se imagina para el futuro.

En sus declaraciones fue enfático: “En el día de hoy, Estados Unidos cesará toda implementación del acuerdo de París y las pesadas cargas financieras y económicas impuestas a nuestro país”.

El calentamiento global es uno de los males que aquejan al orbe. El aumento de la temperatura del planeta no sólo tiene efectos adversos contra la biodiversidad, sino que también tiene un impacto en la economía de las naciones. En su momento, el Banco Mundial (BM) anunció que incrementará a 29 mil millones de dólares anuales el financiamiento para luchar contra el cambio climático e impulsar los esfuerzos internacionales hacia un crecimiento con bajas emisiones de carbono.

El análisis económico del cambio climático aborda cuestiones relacionadas tanto con la adaptación como con la mitigación. Este análisis es sumamente complejo porque el cambio climático es un fenómeno de muy largo plazo, altamente incierto, no lineal y con un alto componente de riesgo ante la posible ocurrencia de eventos climáticos extremos.

En la actualidad 21 por ciento de su financiamiento está relacionado con el cambio climático y esta proporción se podría elevar a 28 puntos porcentuales en 2020, en respuesta a la demanda de los clientes, lo que representaría un aumento de un tercio del porcentaje actual.

Desde la perspectiva económica es más rentable actuar ahora que dejar el problema a las generaciones futuras, además de las consideraciones éticas de esta posición. Pero Trump prefirió de nueva cuenta el aislacionismo.

La inversión realizada en los próximos 10 a 20 años tendrá un profundo impacto sobre el clima durante la segunda parte del presente siglo y en el siglo próximo, por ello se requieren de estudios de largo plazo ya que el cambio climático es un fenómeno altamente incierto, no lineal y con un alto componente de riesgo ante la posible ocurrencia de eventos climáticos extremos.

Más notas sobre