WWW.CAPITALMEXICO.COM.MX

Miércoles 18 de Septiembre 2019
| | |

¿Y los detractores?

Pasión futbolera por la Selección Nacional. Foto: Revista Cambio

Pasión futbolera por la Selección Nacional. Foto: Revista Cambio

27 de Mayo 2018

Como por arte de magia desaparecieron los detractores no sólo mediáticos sino fanáticos

Como por arte de magia desaparecieron los detractores no sólo mediáticos sino fanáticos, y hasta oportunistas que, por meses, se cansaron en vociferar, criticar y presionar con ceguera futbolera y hasta insultar al galés Gareth Bale y al francés Karim Benzema, pidiendo su salida del Real Madrid o, al menos, mandarlos a la reserva y luego a la salida del Real, todos ellos se suman a la parafernalia de la celebración más que justa de millones de fanáticos, aficionados y hasta oportunistas que siguen al Madrid.

HASTA LOS OVACIONAN

Es más, estos detractores terminaron por sumarse a cánticos y ovaciones por el gol oportunista de Karim, que sorprende al arquero Karlius del Liverpool, error del arquero; pero Karime estaba ahí para propiciarlo y el golazo de bandera de Gareth Bale, recién ingresado de cambio con esa chilena que hubiera firmado el mismísimo Cristiano Ronaldo; y luego el tercero del Madrid que provoca esa espantosa segunda pifia del arquero del Liverpool, y tercero de la selección alemana, el joven Loris Karlius, al que le caen los fantasmas en el partido más importante de su vida, Bale y Benzema son los héroes de Kiev en esta victoria número 13 en Champions para el Real Madrid, su tercera en fila con la batuta de Zinedine Zidane, el héroe en papel estelar.

NOCHE DE REVANCHAS

El futbol tiene revanchas que muchas veces tardan en presentarse; en esta Champions 2018, Gareth Bale y Karim Benzema tenían su propia motivación para jugar esta final después de meses de gran tensión por las injustas muestras de rechazo, sólo faltaba que Zidane decidiera ponerlos a jugar; Karim lo hace de titular mientras Gareth Bale espera con la mandíbula apretada por la oportunidad del relevo que, finalmente, le llega entrando por Isco, el nuevo ídolo del Madrid, para los últimos 30 minutos cuando el marcador iba empatado a uno, minutos después un centro atrasado de Marcelo (¡partidazo!), que el galés –sin pensárselo mucho– conecta de chilena para uno de los más bellos goles en la historia de la Champions, lo demás es historia.

MAL, RONALDO

Pasó inédito, casi desapercibido, víctima de una tremenda marca, al final lanza su declaración a destiempo en torno a que en esta semana nos dirá si sigue o no, restando así un poco de protagonismo a sus compañeros; tache para el gran CR7… Así de fácil…

Encuentra más notas sobre