WWW.CAPITALMEXICO.COM.MX

Lunes 10 de Mayo 2021
| | |

Buenas y malas noticias

Buenas y malas noticias

Buenas y malas noticias

23 de Diciembre 2020

Levanto mi voz de pollo y protesto con las alas en alto; una cosa es vigilar, modificar, corregir y hasta sugerir porque hay claro oscuros y otra muy, muy diferente tomar una situación como un instrumento para conseguir rehenes políticos.

El Pico del Pollo |

Por: Alfredo Albíter Sánchez

Como este alado pertenece al Club de los Optimistas, me negué en un principio a hacerle caso al título del texto, pero como ya ando con el espíritu navideño hasta el tuétano, pues decidí dejarlo, además de que el grupo de asesores de este espacio me convenció con una malteada de fresa y una caja de galletas, del sentido que toma la cabeza.

Primero porque, justamente, este año está lleno de eso, de buenas y malas noticias, no hubo grises, ni términos medios o fueron muy malas, como la pandemia; la ausencia de miles de personas en las próximas reuniones -virtuales o no-, pero huecos muy difíciles de llenar, ello sumado al estrés de que cada vez se conoce de casos de Covid más cercanos a uno.

Por supuesto que todo fallecimiento es lamentable, pero no nos hagamos guajes, uno cercano duele mucho más en el alma. Las malas noticias siguen con el empecinamiento de polarizar a la sociedad, los que están contigo y quienes están en contra, situación que ha costado el distanciamiento de familias enteras y el fin de grandes amistades o compadrazgos, casi sellados con tinta sangre del corazón.

Pónganle el nombre o sobrenombre que quieran, el chiste es que resulta verdaderamente lamentable esta situación, como si no fuese suficiente con el aislamiento al que nos obliga la pandemia. Otra mala noticia, muy mala, son los estragos en la economía, que si bien por ratos es mundial, la importante, la doméstica, sigue siendo caldo de cultivo para la delincuencia, al principio ocasional, pero ahora convertida ya en una forma recurrente, pues si no se tiene dinero quien padece esto es la familia, los hijos, vaya, se nos pega en donde más duele.

Hay otras, pero por espacio las obviaremos y si les parece bien nos vamos directo a la pésima concurrente con las elecciones intermedias. Apenas ayer decía sobre esta decisión; nada que sorprenda y pues lo reitero, pero también invoco mi derecho al pataleo, pues en ese paquete económico voy, va mi familia, mis amistades, mis parientes -bueno no todos- y un largo etcétera, luego entonces, claro que alzaré la voz para protestar porque el presupuesto 2021 se ha politizado y se trata de sacar raja de él.

Levanto mi voz de pollo y protesto con las alas en alto; una cosa es vigilar, modificar, corregir y hasta sugerir porque hay claro oscuros y otra muy, muy diferente tomar una situación como un instrumento para conseguir rehenes políticos.

Por cierto, creo que es momento de predicar con el ejemplo, que tal si de ahora en adelante los diputados y senadores dejan de andar “mochando” dinero a instancias importantes y ponen el ejemplo recortando su presupuesto al mínimo. Va la primera propuesta, recorten a todos, todos sus asesores. “Kiuboles”. Por hoy, cierro pico. Shalom.

 

Mi correo es: [email protected]

Más notas sobre