Lunes 26 de Agosto 2019
| | |

El Nuevo Torquemada

adan augusto lopez

adan augusto lopez

30 de Julio 2019

¡¡Pobre México, Pobres Mexicanos‼ Sobre todo aquellos que con esfuerzo supieron construir un patrimonio para los suyos.

No sé si alguna vez Don Benito Juárez García haya intentado castigar a sus adversarios simplemente por diferir con su proyecto de gobierno, pero quien ahora pretende asumirse como el nuevo Modelo del liberalismo mexicano está resultando peor que el mismísimo “Torquemada”, aquel que condenaba a la hoguera a tirios y troyanos simplemente por la sospecha de ser apóstata o practicar una religión distinta a la que los católicos entronizaron en la etapa conocida como “La Conquista”, lo que en realidad debió llamarse la época del hurto y el despojo a cargo de los peninsulares.
Por lo pronto el Movimiento de Regeneración Nacional ha comenzado a mostrar esa monstruosa cara que mucho criticamos cuando el naciente régimen bolivariano puso en práctica sus más aviesos anhelos con el despojo de la propiedad privada a quienes consideraban los enemigos del régimen, con un Hugo Chávez preguntando acerca de los propietarios de tales o cuales bienes. Una vez informado de quienes eran las propiedades soltaba la sentencia con un simple ¡¡Expropiese. Esa fue la venganza contra los detonadores de la propiedad privada, y a quien el régimen observaba como los enemigos de la “Revolución Bolivariana”.
Ahora estamos no tan solo frente al intento del Gobernador de Tabasco, Adan Augusto López, de suprimir por decreto la propiedad privada mediante incautaciones a diestra y siniestra, y el encarcelamiento a quien ose encabezar una protesta pública. Lo peor es que con una simple protesta cualquier mexicano podrá ahora pasar encerrado al menos veinte años porque así se le ha pegado la gana a la mal llamada Cuarta Transformación que comienza a mostrar el rostro del totalitarismo y del terror.
Muchos episodios de la historia de la humanidad muestran que los procesos de venganza disfrazados de reivindicaciones históricas fueron sangrientos, ilegítimos, crueles, pero sobre todo injustos porque provinieron de una muchedumbre integrada por menesterosos exaltados por el odio de presuntos líderes que los condujeron a cometer los más atroces delitos en el nombre de la democracia y de la reivindicación clasista y social, aunque en la mayor parte de esos movimientos quienes los encabezaron tenían cuentas pendientes con la justicia.
La historia no ha sido justa en la mayor parte de las ocasiones en que han habido enfrentamientos, y más cuando de disipar el odio acumulado se ha tratado. Aunque muchos no lo quieran ver, la lucha de clases se avecina con malos presagios para las clases medias que indefectiblemente estaremos destinadas a engrosar la lista de pobres que dependeremos de la generosidad del Estado para nuestra sobrevivencia, y entre menos levantemos la voz, habrá mayor benevolencia.
¡¡Pobre México, Pobres Mexicanos Sobre todo aquellos que con esfuerzo supieron construir un patrimonio para los suyos. Esos serán los condenados a insertarse entre los menesterosos porque la vindicta pública con la que se gobernará de ahora en adelante así lo dispondrá. Ese será también el destino de quienes nos esforzamos por alcanzar una preparación académica que nos permitiera el escalamiento social, porque buscarán acallar nuestras voces. Porque saben que somos nosotros quienes más luchamos por tener una vida digna los que más tenemos que perder. Pobre México.

Encuentra más notas sobre