WWW.CAPITALMEXICO.COM.MX

Domingo 24 de Enero 2021
| | |

Intentos de extorsión

extorsion-maneras

extorsion-maneras

14 de Abril 2020


El Pico del Pollo |

Tal y como en su momento causó estragos la llamada del “Comandante Cero” para decir que más valía pagara uno derecho de piso o de lo contrario se sufrirían las consecuencias. Hoy aparecen hombres, por lo menos las voces, de quienes dicen ser funcionarios de gobiernos municipales, estatal y hasta federal, para ayudarnos a salir de la tremenda bronca en la que estamos o nos metieron, mediante el pago de una módica suma que puede ser, incluso, hasta en abonos chiquitos.

 

No es cuento y a diferencia de extorsionadores que hicieron sus pininos en los noventa e inicios de los dos mil, estos son más osados, estudiados, decididos y deseosos de poner en práctica todo lo aprendido, pero además se dan el lujo de responder a llamadas…Así es, se rompieron los código en donde decía que ningún extorsionador debería contestar la llamada de un número de víctima. Hoy contestan, dialogan, presionan y van leyendo conforme pasa la plática al tipo de persona que se enfrentan. Aquí el ejemplo.

Cerca de las 15 horas llegó al teléfono de este emplumado una llamada de quien, al proporcionar su nombre dijo ser trabajador del área de logística y seguridad del Ayuntamiento y se me buscaba para apoyarme a dar solución a los miles y miles de pesos que le debía a la comuna. Wow, esta oportunidad “di oro” no la dejaré pasar. No tengo negocio, empresa o algo así que me haga mantener un adeudo con Metepec, es más, todos los impuestos los pago en otro municipio…Bueno pero yo, insistió del otro lado del auricular, ya dejé una tarjeta con todos mis datos para que me llames y no lo has hecho. ¿Y como por qué tendría que hacerlo? No te conozco, no sé de dónde eres, de quién eres y de dónde conseguiste mis datos. ¿Ya ves, me dijo, como sí tenemos mucho de qué hablar?

 

Yo puedo ayudarte, porque estoy adentro del gobierno y así paro todas tus broncas…Pues no, no lo creo, porque de verdad no tengo adeudo con Metepec. Es tu última oportunidad, no la dejes pasar, insistió. Creo que tienes razón, le dije, dame el nombre de tu jefe, la oficina en donde trabajas y ahí te veo en dos horas, estoy cerca y de una vez me ayudas a solucionar todo. Es la hora que espero la llegada del personaje para resolver el problema que no tengo. Por supuesto, tampoco existe el área mencionada, ni lo conocen. Pese a lo que se diga me decidí por la denuncia y resulta no soy el único a quien le pasó. Por lo menos hay otros tres casos similares. Pero me sigue comiendo las entrañas una duda. ¿De dónde diablos sacan todos los datos personales. Desde qué niveles hay complicidades para que delincuentes tengan a la mano datos personalisimos, porque debo decirlo, dieron santo y seña de este “escribidor”. ¿Hasta cuándo?…Shalom.

 

 

Mi correo es: [email protected]

Más notas sobre