Miércoles 21 de Agosto 2019
| | |

La Era Yeidckol

Yeidckol Polevnsky

Yeidckol Polevnsky

03 de Junio 2019


Por: Israel Mendoza P.

 

 

Los logros electorales de Morena en estos comicios son más inerciales por el factor Andrés Manuel López Obrador que por una estrategia política y de trabajo trazada por Yeidckol Polevnsky. A final de cuentas, su obediencia y sumisión a las decisiones de Palacio es lo que la mantiene al frente de Morena.

En este momento electoral, Polevnsky Gurwitz se cubre con el manto de la Cuarta Transformación y los triunfos —como en toda contienda— tienen madre. La ex dirigente de Canacintra lo aprovecha y presume que todo es por lo logros del partido que ella encabeza.

Sin embargo, este impulso, se debe a que la popularidad del presidente López Obrador, quien se mantiene arriba de 50% de la aceptación –aunque diversos medios de información documentan que va a la baja–, aún sigue siendo un factor que determinó el el llamado a las urnas.

Los analistas y los pollstersno tienen duda en que la aceptación de López Obrador, fue suficiente para que los candidatos de Morena consiguieran buena captación de votos; sin embargo, la dirigente de Morena sólo está al frente del partido para administrar el triunfo, más no llevó a cabo una operación sólida de movilización de simpatizantes ya que al menos —sus detractores— estiman que van más de 500 militantes expulsados en la era Yeidckol.

Para este momento, en la estructura de Morena ya se habla de que —aún y con los logros alcanzados en estos comicios— el partido debe entrar en un proceso de democratización interna para extirpar los vicios de la perredización , que hoy tienen crisis en las decisiones y un manejo faccioso de toda a estructura partidista.

Y es que al tener desconocimiento histórico, académico y de formación del sistema de partidos en el país, Yeidckol Polevnsky adoptó el modelo que conoció y en el que nació su novel carrera, optar por la dirigencia autoritaria y de intereses electorales que le den resultados fáciles y de corto plazo.

A Yeidckol Polevnsky, le tocó, en este momento, llevar a Morena sobre un sendero en el que se le considera el partido en el poder y que en pocos meses comenzó a acaparar espacios en las tomas de decisiones políticas e incluso legislativas. Por ello es que ella no se preocupó en hacer un trabajo político-electoral de largo aliento. Apenas con una campaña somera supo que sus candidatos ganarían. Ese es su estilo. Pragmático y sin profundidad.

Su actitud de exceso de confianza ya marcó su dirigencia, aún así ella aspira a mantenerse más tiempo en el trono de Morena. Cuenta con la bendición de Palacio, pero con una serie de triunfos porosos. Así, con esta carta de presentación “ficticia” Yeidckol se alista a tener el control económico del partido ya que a final de cuentas el poder político se maneja vía remota. Donde ella no mete las manos y deja que las decisiones pasen para quedar bien con la cúpula de Morena que se encuentra en el círculo de personalidades cercanas al Presidente.

 

 

 

@imendozape

 

Encuentra más notas sobre