www.capitalmexico.com.mx
Viernes 03 de Diciembre 2021
Seguimiento de COVID-19 México 03 diciembre 2021 · 09:22
3,894,364 Confirmados
294,715 Decesos

Las Cuentas Alegres

 

El Presidente de la República ha sido uno de los mayores propagandistas inversos de la historia del país


La Coyuntura |

Sin lugar a dudas lo que verdaderamente está encabezando Andrés Manuel López Obrador es un cambio de cultura política encaminada a romper cualquier vínculo con los alcances del pasado, y buscando evitar que los magros resultados de la Cuarta Transformación se convierta en el fracaso futuro de su pretendido nuevo régimen y reordenamiento social. De ahí que todos los días afirme y reafirme que las cosas están mejor que antes, aunque los números y los indicadores de la economía digan lo contrario.

Bien dicen que una mentira repetida mil veces se convierte en una irrefutable verdad, y eso es lo que Andrés Manuel López Obrador ha venido practicando todos los días, en todos los rincones del país. Eso lo llevó hasta alcanzar su más preciado anhelo: convencer a los mexicanos de que podría convertirse en el hombre que mejore sus condiciones de vida, a la vez que terminar con el monopolio y la hegemonía política, económica y social de tricolores y blanquiazules.

Pero regresando a la realidad actual, la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico hizo un corte de la proyección de crecimiento mundial a los mínimos históricos de la última década frente a la Guerra Comercial iniciada entre Estados Unidos y China, por lo que ante esta eventualidad el Presidente de la República aseguró que nuestro país tiene y mantiene su estabilidad económica, y procedió a enlistar ejemplos que demuestran la circunstancia. “Vamos bien, lo que pasa es que siempre van a cuestionar los que fracasaron”, espetó.

“Con todo respeto lo digo, con su política neoliberal. Ya no estamos en la época neoliberal. Y no hay inestabilidad política, hay gobernabilidad, hay paz social. Y para que lo entiendan los escépticos, señaló que hay inversión extranjera directa, y que está llegando a México como nunca. Después ensalzó a los héroes vivientes  que envían remesas a sus familiares por treinta y cinco mil millones de dólares por año, pero también hizo la referencia de que la inflación es la más baja en los últimos tres años.

El porque de tanta efusividad financiera de parte del Presidente Andrés Manuel López Obrador se explica por las afirmaciones de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico, que recortó la proyección del crecimiento mundial a los mínimos históricos de la última década frente a la Guerra Comercial entre Estados Unidos y China. El mandatario mexicano aseguró que México mantiene. Estabilidad económica, y procedió a enlistar ejemplos que lo demuestran, como es el caso de la inversión extranjera directa que según su propios datos están llegando a Mexico como nunca.

Las mentiras presidenciales han sido el mayor escudo del que hecho gala Andrés Manuel López Obrador, y debiera entender que no se puede engañar a la gente todo el tiempo, y menos con un crecimiento reportado sobre la base de cero punto dos por ciento, es decir nada. El Presidente de la República ha sido uno de los mayores propagandistas inversos de la historia del país, es decir negando logros ajenos y alimentando la opinión pública con versiones propias, y como dicen los propagandistas, aunque una mentira repetida mil veces se puede convertir en una irrefutable verdad, no deja de ser mentira. Al tiempo.

 

 

Por: Vladimir Galeana Solórzano

[email protected]mx