WWW.CAPITALMEXICO.COM.MX

Miércoles 20 de Noviembre 2019
| | |

Las disculpas de Macri

Las disculpas de Macri

Las disculpas de Macri

16 de Agosto 2019


El domingo pasado tuvieron lugar en Argentina las elecciones primarias de cara al proceso electoral presidencial que se celebrará a finales de año. En ellas el presidente Mauricio Macri obtuvo un resultado desastroso de apenas el 32.5% de los sufragios frente al 47.2 por ciento del candidato justicialista Alberto Fernández. En las primeras horas del lunes desde la Casa Rosada Macri dio una conferencia de prensa en la que en cierta forma culpó a los electores que favorecieron a la candidatura peronista por la caída de la bolsa de Buenos Aires y por la devaluación del peso que siguieron a la publicación de los resultados. Un día después, el presidente dio un nuevo mensaje a la nación en el que se disculpó por lo dicho el lunes y en el que dijo que era comprensible el malestar ciudadano ante las condiciones de precariedad económica que los argentinos han venido viviendo desde hace ya bastante tiempo. Lo cierto es que si la disculpa quizá puede resultar políticamente conveniente, en la realidad no resulta de todo pertinente. Los mercados efectivamente enloquecieron por la posibilidad real de que el peronismo regresara a la Casa Rosada y ello fue posible por la decisión de millones de electores argentinos que decidieron votar por la opción representada por la fórmula de Alberto Fernández para presidente y Cristina Kirchner para vicepresidente. Alberto Fernández ha dicho en múltiples ocasiones a lo largo de la campaña que él priorizará el bienestar por ejemplo de los adultos mayores argentinos que el pago del servicio de la deuda. Con declaraciones así es natural que los actores económicos internacionales pierdan la confianza en Argentina y en su eventual gobierno. El peronismo le ha dicho a la gente lo que quiere oír muy a pesar de que el mensaje en muchas ocasiones haya pecado de insensatez y tristemente a ello se debe su victoria electoral. En el fondo Macri no hace mal en llamar a las cosas por su nombre. Al pan, pan y al vino, vino.

Encuentra más notas sobre

Orquidea News