WWW.CAPITALMEXICO.COM.MX

Jueves 15 de Abril 2021
| | |

Los tropezones de Sandoval

Erendira-696x449

Erendira-696x449

01 de Mayo 2020

El 20 de abril, la Secretaria recibió el diagnóstico positivo; sin embargo, días previos siguió con sus reuniones con funcionarios públicos y sin respetar la sana distancia por la que tanto ha pugnado el subsecretario Hugo López-Gatell.

Dobleces |

Si hay en el gabinete de la cuatroté una funcionaria con sólo el 10 por ciento de experiencia es la secretaria de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval. Sus pifias van de lo profesional a lo personal-sentimental. En estas semanas se mantuvo en los trending topicspor sus gracejadas con tal de mantener la venia presidencial.

Sus declaraciones contra el Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (Fonca), al considerar que nació para controlar a los rebeldes y apremiar a las comadres, por lo que celebró el fin del “Fonca salinista”. Sin duda su enfoque de administración carente de visión incluyente y aplaudidora de sepultar, aunque sea de dicho, el pasado neoliberal es parte del sello de los radicales de la 4-T.

Uno de sus tropezones más recientes fue el del miércoles pasado cuando adjudicó a la administración del inquilino de Palacio Nacional que México se encontrara en los primeros puestos de transparencia y vigilancia presupuestaria, de acuerdo con el Índice de Presupuesto Abierto 2019; sin embargo, nadie de su círculo de asesores le recordó que el estudio fue elaborado con datos recabados hasta 2018, justo el último año de gobierno del expresidente Enrique Peña Nieto.

Otra joya de la funcionaria han sido sus investigaciones, las cuales también son cuestionadas por aplicar doble rasero, por lo que le queda como anillo al dedo la frase juarista: “A los amigos, justicia y gracia; a los enemigos, la ley a secas”.

Incluso deja pendiente lo serio y se ocupa de lo ligero. Así es el estilo de Irma Eréndira. A la fecha no ha cerrado la investigación contra el exsuperdelegado del Gobierno Federal en Jalisco, Carlos Lomelí, a quien le buscó irregularidades en su declaración patrimonial hasta por debajo de las piedras, aunque no las encontró. Eso sí, en cuestión de semanas concluyó la indagatoria contra Manuel Bartlett, director de la CFE, a quien exoneró por los señalamientos de conflicto de interés y enriquecimiento ilícito.

De esa parte brinca a lo frívolo e insulso como cuando pidió a las mujeres que en lugar de hacer el paro del 9 de marzo: “un día sin nosotras”, y se quedaran en casa tentadas a lavar platos y arreglar ropa, salieran y ocuparan los espacios públicos.

Lo más reciente fue ser la primera funcioanaria del equipo del presidente Andrés Manuel López Obrador en dar positivo en su prueba de Covid-19. Por cierto será que es de clase alta por aquella frase de su carreligionario el gobernador Miguel Barbosa: “Si ustedes son ricos tienen el riesgo, si ustedes son pobres, no, los pobres estamos inmunes”.

El 20 de abril, la Secretaria recibió el diagnóstico positivo; sin embargo, días previos siguió con sus reuniones con funcionarios públicos y sin respetar la sana distancia por la que tanto ha pugnado el subsecretario Hugo López-Gatell.

Tampoco le pegó el coronavirus a su esposo, el conspicuo John Ackerman. De hecho, la pareja fue controvertida al expresar su amor en redes sociales: “Mi esposa es una hermosa guerrera. No ha descansado ni un segundo a pesar de la #COVID y la eterna guerra sucia de los neoliberales”, fueron las palabras que le dedicó Ackerman. Ella contestó: “¡Gracias mi vida! Tu amor es mi bálsamo, mi medicina y mi inspiración”. Y eso es parte de la frivolidad en la que se envuelve la república amorosa de los servidores de la nación.

 

 

Por: Israel Mendoza Pérez

 

@imendozape

https://www.dobleces.com

Más notas sobre