WWW.CAPITALMEXICO.COM.MX

Jueves 15 de Abril 2021
| | |

Mano negra en licitación

zoe-robledo-imss

zoe-robledo-imss

05 de Febrero 2020


Dobleces |

Quitar empresas “carnales” en las licitaciones del Seguro Social se convierte en la tarea titánica frente a la cruzada anticorrupción de la 4-T. Ante la serie de conflictos por este tema, ahora con el cambio de delegados Estatales en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), la apuesta de Zoé Robledo es terminar con todo acto de corrupción en las contrataciones públicas; sin embargo, habrá que dar celeridad a las investigaciones que sean necesarias, más aún al considerar que invirtió 7 millones de pesos en el proceso para elegir a los nuevos titulares, quienes tomarán posesión el próximo 15 de febrero.

En esta materia, en el Seguro Social de Tamaulipas es uno de los casos más urgentes a tratar, pues la corrupción y la mano “negra” ha sido un malestar constante durante la gestión de Fernando López Gómez, o al menos, así lo ha señalado el mismo sindicato, agrupación que desde el año pasado ha pedido que el funcionario sea destituido e investigado.

Ante este dudoso liderazgo, a finales de 2019 se lanzó la licitación LA-050GYR018-E696-2019 para el abastecimiento de cartuchos de impresión, el problema fue que solicitaron que fueran marca Lexmark, aún cuando la Secretaría de la Función Pública (SFP), de Irma Eréndira Sandoval, había prohibido que se asentaran especificaciones que mermaran la libre competencia.

El movimiento habría sido producto de una estudiada jugada para beneficiar a Toners y Tinta Express del Norte, empresa de Carlos Alberto Serna Chapa, quien es amigo cercano del López Gómez.

Sobre el caso, del Consejo Consultivo Estatal entregó una denuncia tanto al Secretario General del IMSS, Javier Guerrero García, como a la nueva delegada, Velia Patricia Silva, sin embargo, a pesar de que la recibieron hace 11 días, aún no ha habido respuesta.

En este entramado faltan los ojos de la Secretaría de la Función Pública, a cargo de Irma Eréndira Sandoval, para que indaguen a profundidad los procesos de compra llevados a cabo en el Seguro Social sobre todo porque es encomienda de la 4T eliminar toda práctica que huela a corrupción.

Entre las agravantes se encuentra el riesgo de que los cartuchos sean remanufacturados y no nuevos, aún cuando el monto a gastar sea de 25 millones de pesos. Además de que el proceso de contratación fue iniciado por Juan Manuel Gochicoa Gutiérrez, personaje que es investigado por la Fiscalía General de la República en Reynosa, por haber cometido presuntos actos de corrupción al extorsionar a proveedores.

Lo preocupante es la insistencia en tener empresas a modo cuando lo urgente es atender a pacientes y en eso también se pierde la atención en el Seguro Social.

 

 

Por: ISRAEL MENDOZA PÉREZ

@imendozape

Más notas sobre