WWW.CAPITALMEXICO.COM.MX

Miércoles 12 de Agosto 2020
| | |

“Obispos de México alertan y denuncian crisis”

unnamed

unnamed

01 de Julio 2020

En 6 incisos, el Episcopado mexicano se dirige a los enfermos y vulnerables, pobres y desamparados, a la cultura democrática y a la auténtica promoción del bien común, a la comunidad educativa y, como pastores que son, a todo el Pueblo de Dios.

Ver y Creer |

En su mensaje publicado el 29 de junio bajo el título Abrazar a nuestro pueblo en su dolor, dirigido a “todos los fieles y personas de buena voluntad que vivimos en México”, los obispos mexicanos se expresan con vigor recuperando la misión del profeta, esa valiente misión que consiste en denunciar el error y la mentira para abrir camino a la verdad.

En seis incisos, el Episcopado mexicano se dirige a los enfermos y vulnerables, pobres y desamparados, a la cultura democrática y a la auténtica promoción del bien común, a la comunidad educativa y, como pastores que son, a todo el Pueblo de Dios.

En el documento, los obispos presentan seis realidades que se han sumado a la afectación provocada por la pandemia del Coronavirus, y que, de no enmendarse de inmediato, serán detonadoras de la peor crisis que el México moderno haya conocido. Identifico estas realidades, a partir de lo expresado por los obispos mexicanos, con las siguientes crisis ya presentes en el país:

-Crisis de salud: “Es necesario que las autoridades civiles realicen todo el esfuerzo posible para proporcionar información sólida y transparente sobre la extensión del contagio y su evolución, así como del número de muertes que causa. Por lo que será oportuno que la aplicación de pruebas sea amplia, constante y expedita… …Fortalecer el sistema de salud, la falta de insumos suficientes a los asistentes sanitarios, y la urgencia del acceso a los servicios de salud para todos”.

-Crisis económica: “A quienes han perdido el empleo, a las familias que ahora mismo necesitan ayuda para comer, a los papás que ya no podrán pagar las colegiaturas de sus hijos, a las personas que temen el cierre inminente de sus lugares de trabajo, a los que tienen su tienda o negocio familiar y que no han podido abrir ni vender, a los empresarios que han mantenido el sueldo de sus empleados perdiendo capital y acercándose a la quiebra, a todos les decimos: ¡no están solos!… …Urge, que todos los sectores competentes, gobierno, empresarios y sociedad, generemos condiciones que modifiquen el escenario desolador que estamos viviendo: no podemos dejar morir las fuentes de empleo”.

-Crisis productiva y laboral: “Llamamiento a gobernantes y legisladores para que propongan de manera creativa y oportuna las mejores soluciones y los incentivos imprescindibles que permitan sortear los difíciles meses de cuarentena para el sector productivo. Descuidar a los generadores de empleo no tendrá ningún resultado positivo a mediano y largo plazo… …Implementar todas las medidas que sean necesarias para preservar las fuentes de empleo y promover el espíritu emprendedor”.

-Crisis de seguridad: “La violencia es la única que no está en cuarentena y sigue su estela de muerte e inhumanidad en todo México. Suman ya 14 mil asesinatos en lo que va del año… …Es obligación del Estado hacer efectiva la justicia que implica la seguridad de los ciudadanos, el castigo a los culpables de la violencia y del crimen organizado, sin hacer excepciones en la aplicación del Estado de Derecho”.

-Crisis informativa: “Necesidad del ejercicio de la libertad de expresión crítica. La Iglesia se solidariza con los comunicadores que valientemente expresan sus opiniones con verdad y agudeza. Una prensa libre siempre es señal de una sociedad libre”.

-Crisis democrática: “Ante la proximidad del inicio de los procesos electorales de 2021, la Iglesia hace un llamado al pueblo de México y a todos los actores políticos y sociales responsables para que se fortalezcan las instituciones autónomas del Estado, en especial el Instituto Nacional Electoral, responsable por mandato constitucional de organizar las elecciones federales y coordinar las elecciones locales, así como los tribunales electorales”.

-Crisis social: “Exhortamos a eliminar todo discurso que promueva el odio, la división, la exclusión y que ahonde en la separación, fragmentación y rencor social. Frente a los grandes retos que enfrenta el país, solo en unidad, solidaridad, comunión, paz y amor podremos salir adelante”.

Hacia la parte final del Mensaje, los obispos expresan: “Estamos convencidos de que es momento de generar espacios de encuentro, diálogo, y consensos sociales, económicos y políticos: gobiernos, sociedad, iglesias, empresas, medios de comunicación, organizaciones de la sociedad civil, comunidades e instituciones de todo tipo, estamos llamados a manifestar desde nuestras respectivas misiones, nuestro compromiso común por la vida, la justicia, la solidaridad, la subsidiariedad”.

El Documento concluye con una exhortación al Pueblo católico: “Acogiéndonos a los brazos de nuestra Madre del cielo, la Siempre Virgen Santa María de Guadalupe, construyamos la casita sagrada en la que podamos superar nuestras diferencias para caminar hacia el sueño de Jesús de ser uno, como Él y el Padre son uno”.

 

 

 

Por: Roberto O’Farrill Corona

Más notas sobre