WWW.CAPITALMEXICO.COM.MX

Viernes 14 de Agosto 2020
| | |

Petroleros agitados

FotoJet (10)

FotoJet (10)

18 de Marzo 2020


Dobleces |

Con la efeméride de la expropiación petrolera en el país, el Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM) se encuentra en un sospechoso impasseManuel Limón Hernández, diputado priista y secretario de Interior, Actas y Acuerdos —de facto dirigente del STPRM— aprovecha la calma y su bajo perfil. A su alrededor, las diferentes corrientes al interior del sindicato hacen declaraciones explosivas mediáticamente. Pero sólo es eso.

El gobierno de la cuatroté se encuentra extraviado en el tema, ya que la secretaria del Trabajo, Luisa María Alcalde desconoce las entrañas del STPRM pues, Limón Hernández por muchos años rebasó la edad jubilable y debería estar fuera de la vida sindical. Pero eso no lo ven sus asesores ni las autoridades exploran esa situación. A final, el objetivo principal se logró: quitar al rostro de la corrupción encarnada en Carlos Romero Deschamps.

En este punto, la radiografía de grupos disidentes al menos se cuentan siete asociaciones de trabajadores petroleros opositores a la dirigencia petrolera que dejó Carlos Romero Deschamps.

Pero en este momento, el STPRM se encuentra en punto muerto. Y en esa parálisis es cuando comienzan a brincar los dirigentes de los grupos opositores para llegar al máximo cargo del sindicato petrolero. Incluso, los resabios del quinismo aún dan pequeñas batallas a través de Joaquín Hernández Correa, diputado local panista, experredista e hijo de La Quina, de su natal Ciudad Madero. Al menos se considera entre los grupos opositores como uno de los grupos que festinaron la caída de Romero Deschamps.

Por muchos años, la Coalisión Nacional de Trabajadores Petroleros fue el grupo de Joaquín Hernández Galicia, encargado de promover denuncias contra Romero Deschamps. Al disolverse tras la muerte del líder histórico y de algunos de sus fundadores, Hernández Correa mantuvo su cercanía con pequeños liderazgos para mantener cotos de poder y alcanzar cargos políticos gracias al apellido y apodo.

En la actualidad, María de Lourdes Díaz, conocida como Lula, dirigente del Movimiento Nacional de Transformación Petrolera es apoyada por Joaquín Hernández Correa, alias El Juacohijo de Joaquín Hernández Galicia, quien buscaba que el relevo en el STPRM se llevara acabo el 10 de enero de 2019 como homenaje a La Quina ya que fue la fecha cuando Carlos Salinas de Gortari orquestó la detención contra el exlíder sindical. Ella busca la dirigencia aunque con nulas posibilidades.

En el mismo tenor, Miguel Arturo Flores Contreras dirigente del Movimiento Petroleros Activos en Evolución, también es cercano al diputado local panista. Aunque es del mismo grupo de disidentes y veletas como Mario Rubicel Ross García Jorge Hernández Lira, lo mismo se mueve al son político que le dictan o le conviene. Flores Contreras primero coqueteó con José Antonio Meade, en 2018, pero por instrucción de Joaquín Hernández Correa movilizó a sus huestes para allegarle votos a Ricardo Anaya.

Aún así, Joaquín Hernández Correa es un opositor fifí de Morena. Cuando el presidente Andrés Manuel López Obrador fue Jefe de Gobierno de la CDMX, la relación con La Quina fue cordial y de apoyo ya que desde el gobierno del la ciudad, López Obrador pidió a Alejandro Gertz Manero, entonces secretario de Seguridad Pública Federal que intercediera para trasladar a La Quina de Cuernavaca a Ciudad Madero. Hecho que se dio en febrero de 2001. Aún así Hernández Correa no es un aliado de la 4-T y pelea por un pedazo del sindicato petrolero aunque, irónicamente, desde la trinchera panista.

 

 

Por: Israel Mendoza Pérez

@imendozape

Más notas sobre