www.capitalmexico.com.mx
Jueves 19 de Mayo 2022

Refinería sin seguridad

Refinería sin seguridad
 

La radicalización de sindicatos se vuelve un componente peligroso para la obra de la refinería.


Dobleces |

Por: Israel Mendoza Pérez

@imendozape

El conflicto laboral en la obra de la refinería Dos Bocas no termina sólo con el choque de trabajadores con elementos de la policía que dejó cinco personas heridas, en la obra insignia del gobierno actual. El tema exhibe las deficiencias, de la cuatroté en los procesos de seguridad en materia de protección de infraestructuras críticas.

Mientras la secretaria de Energía, Rocío Nahle, se vuelca en un discurso nacionalista y de protección a los trabajadores ya que “esta es una obra de todos los mexicanos comprometidos con la transformación de México”, según ella, el resguardo de las instalaciones estratégicas —de reciente creación— quedó vulnerado. En lo que va del sexenio, al menos dos casos dejan al descubierto la dermis de la fragilidad en el tema de resguardo de instalaciones. El robo a una sucursal de Casa de Moneda y el conflicto en la presa La Boquilla son casos emblemáticos en los que no hay atención a las instalaciones del Gobierno Federal. No se trata sólo con tener vigilantes que cuidan equipo, bienes, objetos. Se trata del inmueble como objetivo de resguardo, pero en una visión integral.

Especialistas en seguridad física dejan ver ciertos errores que consideran graves y que denotan un total desconocimiento o falta de interés en materia de protección de infraestructuras críticas. El Gobierno de México sigue sin poner atención a la protección de infraestructuras e instalaciones de carácter crítico y estratégico y esto es muy preocupante pues al final, estos actos de confrontación van en innegable aumento a lo largo y ancho del país, socavan la integridad de estos inmuebles que final del día son los que soportan o soportarán las redes de servicios esenciales que dan viabilidad al desarrollo del país.

El choque entre la Confederación Autónoma de Trabajadores y Empleados de México (CATEM) encabezada por Pedro Haces y la Confederación de Trabajadores de México (CTM) de Carlos Aceves del Olmo se manejó a tiempo por la intervención de la Secretaría de Marina ya que impidió la toma de la instalación, de no ser así el escenario sería distinto y la obra en desamparo. La radicalización de sindicatos se vuelve un componente peligroso para la obra de la refinería.

En términos policiales y de seguridad física, lo sucedido en el municipio de Paraíso, Tabasco, es un fracaso total pues denota que no existe un análisis de riesgos adecuado por parte de la Secretaría de Energía ya que no se previeron medidas o estrategias para mitigar este tipo de situaciones lo que llevó a este lamentable enfrentamiento directo de trabajadores con policías. Suceso que genera efectos negativos y colaterales como son: retrasos en la ruta crítica del proyecto, daños económicos, futuras demandas y lo más preocupante, daños a la imagen del gobierno de la cuatroté.

El resguardo de instalaciones no es sólo colocar vigilantes, es una tarea de inteligencia ya que se debe tener un análisis completo del inmueble y situación geográfica. Estos sistemas que suelen ser complejos y sólo manejan especialistas, de los cuales carece este gobierno, recomiendan protección durante el proceso de construcción y desarrollar un programa de protección una vez que la instalación entre en operaciones. Tema que debe entrar en la agenda de Rocío Nahle ya que la tensión vivida, la colocan en una situación crítica por llevar las riendas del proyecto….