Capital México

#OpiniónCapital

Se acabó el año

El Pico del Pollo |

 Por: Alfredo Albíter Sánchez

En las empresas ya andan a la corre que corre con el cierre del año fiscal, en los municipios se juntó la lavada con la planchada y andan en las mismas o peor, por aquello del -ya estaba por justificarlo-, y en los gobiernos estatales, pues se repite la historia.

Todo mundo está con la cortina a la mitad y más, pensando y proyectando lo que se hará el año venidero, aunque falten por lo menos dos meses.  Bueno menos, porque se viene un súper puente -días de muertos-, luego tenemos enfrente los festejos por la Revolución.

Ves, ya queda nada de tiempo. Pero no olvides El Buen Fin, los brindis, los intercambios y la reunión generacional. Ya huele a ponche.

La rabadilla del Pollo

Pollos en el tejado me dicen que el Estado de México está convertido en un pararrayos de la Ciudad de México, sobre todo para aspectos negativos como es el caso de la inseguridad. Por citar algún ejemplo o uno más cotidiano que otros, desgraciadamente es muy común escuchar de asaltos en el transporte público -con armas de fuego o punzocortantes-, a todas horas suceden estos delitos y dónde, pues en la entidad mexiquense.

Nada que rezongar, no, ni modo que se muevan calles para hacerlas parte de la capital del país. Ni modo, es cierto, sólo que la información está incompleta. Me explico, en mayor porcentaje, los delincuentes viven en la Ciudad de México, brincan al estado para cometer sus fechorías y se regresan de inmediato. La mayoría de objetos robados van a parar a tianguis o plazas que les dicen de venta de tecnología, ¿dónde?, claro a la Ciudad de México…

A qué sitio acudes para comprar, por ejemplo, refacciones de autos o piezas completas, pues a colonias que se ubican en la capital del país, y así una serie de situaciones que están directamente relacionadas con delitos. Aclaro, aclaro que no aseguro, sólo en la gran capital sucede esto o allá están todos los responsables, para nada en la entidad, también hay municipios en donde mejor ni entrarle. Ya hablaremos de ello para no desviarme de este tema…

Las autoridades, incapaces ante la movilidad que tiene la delincuencia se amparan en lo más fácil, “es que es problema de nuestros vecinos y como no podemos entrar a su territorio, pues se escapan”, “hay más delitos en el Estado de México”, “allá otra vez el Edomex, roban más autos que aquí” y un gran etcétera que se invoca en aras de voltear la mirada hacia otro lado y no aceptar las limitaciones que se tienen.

Lo malo de esto es que quienes se encargan de la seguridad en la entidad “callan como momias” y no, por lo menos, hacen el intento de transparentar cómo están las cosas.

¿Qué hay delincuencia?, por supuesto, pero tampoco es para patear al perro que está amarrado…

Por hoy, cierro pico. Shalom. Mi correo es: alfredo.albiter@capitalmedia.mx

Salir de la versión móvil