www.capitalmexico.com.mx

Domingo 20 de Junio 2021
Seguimiento de COVID-19 México 13 junio 2021 · 03:21
2,452,469 Confirmados
1,952,381 Recuperados
230,097 Decesos

Sobrevivir a la democracia

Sobrevivir a la democracia
 

Mexico se juega una vez más el póker completo. No hay certeza de los resultados del 6 de junio, pero tampoco del 7, del 15, del 30; del 2021 y de los años por venir.


Rompecabezas |

Por: Carlos Herrero

La democracia es un sistema político que requiere repensarse continuamente. No hay sistema político perfecto y la democracia tampoco lo es. Pero como toda realidad humana que requiere mejora, si se vela por su correcto desarrollo, aporta certidumbre a la capacidad de un país de darse su propio gobierno.

Hasta hoy, México carga con la profunda herida de 34 candidatos asesinados durante la campaña de las elecciones “intermedias”, particularmente en municipios donde la contienda se debate cuerpo a cuerpo, palmo a palmo.

Cuesta mucho trabajo pensar que en las 20 economías más fuertes del mundo, grupo al que Mexico pertenece y cuyos sistemas políticos, salvo el caso de China, son democráticos, se verifique una realidad tan cruel. Somos una economía altamente desarrollada y al mismo tiempo, un país profundamente preocupante.

La violencia solo genera violencia. La escalada mortal en la que vivimos desde hace algo más de dos décadas ha ido inundando todos los sectores. Primero fue el crimen “común” del secuestro y el robo, después el crimen del narco, más tarde el crimen organizado, después la violenta lucha de poder por pequeños y grandes territorios y ahora, en estos meses, por el poder político diluido ya desde antes con el poder del crimen organizado.

Somos un país violento de gente pacífica. Un territorio inhóspito de ciudadanos hospitalarios. Amamos la vida mientras convivimos con decenas de miles de muertes cada año. Alcanzamos la democracia como un logro de todos y contemplamos a candidatos municipales sesgados en plena contienda electoral. Quizá hemos dejado de ser un maravilloso país surrealista para convertirnos en otro profundamente contradictorio. La democracia sangra profusamente en Mexico y duele, duele mucho.

Todos sabemos que Mexico ha salido de todas. Y estás elecciones de 2021 no serán la excepción. Trasquilados, pero saldremos, como ovejas pacientes e inteligentes que padecen un mal rato porque saben que el daño no será profundo.

¿Cómo dejar pasar cada una de estas muertes? ¿Cómo dejar pasar que se amenace a la hija de un candidato? ¿Cómo dejar pasar la amenaza a otra candidata? Hoy en día, llevamos 88 muertos por cuestiones políticas, sin olvidar los miles de muertos a causa de la violencia y los casi 300,000 que se ha llevado el COVID. Dan ganas de repetir la canción de José Alfredo que todos llevamos en la mente, pero hacerlo sería casi una traición al
Maravilloso valor de la vida que se aprecia en todo Mexico.

El sistema político más adecuado a la libertad y los derechos del ser humano que es la democracia, se encuentra herido y convaleciente, pero no caerá por muerte súbita.

Requerimos un análisis y un replanteamiento de las instituciones electorales, pero como todo cambio político, se debe mantener lo bueno del pasado para asumir las bondades del presente. El INE, en concreto, no es una institución perfecta (¿alguna lo es?), pero ha aportado durante duras y debatidas elecciones, certidumbre democrática al país. Si requiere cirugías, habrá que aplicarlas, pero no se puede abocar a la defunción.

La democracia debe estar protegida desde el gobierno y por las instituciones. La historia es maestra de la vida en ello como en todo. Nada se puede dejar a la deriva de grupos oligárquicos o hegemónicos, sean del color que sean. Las ideologías no están por encima de la institucionalidad. Son las
Instituciones las que aportan certeza a la democracia. Si alguna de ellas se corrompe, habrá que corregir la corrupción y no eliminar la institución.

Los vencedores de las elecciones, suelen afirmar durante el periodo de exaltación del triunfo que se ha vivido la fiesta de la democracia. En este juego de tantos equilibrios hay que saber perder y saber ganar.

También estas elecciones de junio redefinen y especifican el concepto de victoria y derrota. El presidente espera, cómo es lógico, una ratificación de su mandato. La oposición trata de encontrar un lugar ahora perdido. Y la sociedad está por un equilibrio que defienda nuestro sistema democrático.

En la democracia cada voto tiene el mismo valor y hay quien se avergüenza de ello. En una sociedad incluyente, abierta y diversa, esta es la realidad y hay que respetarla.

Mexico se juega una vez más el póker completo. No hay certeza de los resultados del 6 de junio, pero tampoco del 7, del 15, del 30; del 2021 y de los años por venir.

Ya la verdad es que nos vendría muy bien una democracia que aporte certidumbre.