Jueves 22 de Agosto 2019
| | |

Una apuesta por la micromovilidad

Kenia López Rabadán

Kenia López Rabadán

03 de Julio 2019


En los últimos años, la movilidad en la Ciudad de México ha vivido importantes transformaciones; convirtiéndose en una necesidad de las personas para poder acceder a los bienes y servicios que hacen posible una vida digna.

 

La accesibilidad juega un papel importante para el crecimiento de las ciudades, es un factor indispensable para la construcción de mejores servicios que permiten a las personas gozar del derecho a la movilidad y circular de manera libre sin importar el medio o la condición de cada una de ellas.

 

La micromovilidad es una pieza fundamental para solucionar los problemas de transporte en la ciudad, ayudando a mantener un medio ambiente sano; esta nueva modalidad de transporte incluye vehículos ligeros como monopatines y bicicletas eléctricas, por lo que es importante que en la Ciudad de México se brinde a la población la oportunidad de elegir el sistema de movilidad de su preferencia, que sea una alternativa sustentable para trayectos cortos.

 

La movilidad sustentable surge a raíz de la presencia de problemas medioambientales y sociales, derivados entre otras cuestiones por el crecimiento de la población, la mayor demanda en los viajes, la insuficiencia de medios de transporte existentes, la falta de inversión en el transporte público, así como la alta motorización en la Ciudad (el parque vehicular diario es de 5.5 millones de autos con un crecimiento anual de 4%).

 

En ese sentido, es fundamental el impulso de la micromovilidad como una medida urgente para ampliar el derecho a la movilidad de las personas a través de formas sustentables, ya que dicha figura se ha convertido en la opción de viaje para un importante sector de la sociedad.

 

Es preciso destacar que en la Constitución Política de la Ciudad de México, en su artículo 13 inciso E, se establece que toda persona tiene derecho a la movilidad en condiciones de seguridad, accesibilidad, comodidad, eficiencia, calidad e igualdad. De acuerdo a la jerarquía de movilidad, se otorgará prioridad a los peatones y conductores de vehículos no motorizados, y se fomentará una cultura de movilidad sustentable.

 

Por lo anterior, es necesario que el gobierno de la Ciudad de México genere políticas públicas que brinden a las personas el pleno disfrute de la ciudad, se reivindique la construcción de un modelo sustentable de sociedad y vida urbana basado en los principios de solidaridad, libertad, equidad, dignidad y justicia social.

 

De igual forma, se deberá instrumentar una campaña informativa sobre la importancia de respetar el derecho humano a la movilidad, a través de la promoción, inclusión y reconocimiento de la micromovilidad como forma sustentable, con la finalidad de impulsar la conectividad multimodal, así como fomentar una cultura cívica en la materia que aliente la corresponsabilidad social e incrementar la infraestructura vial y establecer estímulos fiscales a aquellas personas que hagan uso de estas nuevas modalidades de transporte.

 

 

 

 

Por: Kenia López Rabadán

Senadora presidenta de la Comisión de Derechos Humanos

Encuentra más notas sobre