WWW.CAPITALMEXICO.COM.MX

Martes 29 de Septiembre 2020
| | |

Aumenta uso de efectivo en periodos electorales; temen financiamiento ilegal

Foto para ilustrar: Especial

Foto para ilustrar: Especial

01 de Junio 2016

Un estudio revela que en los comicios de 2012 y 2015 aumentó más de 33 mmdd en el flujo de efectivo en los meses previos de la elección federal

En las dos últimas elecciones federales de 2012 y 2015 la demanda de dinero en efectivo aumentó en miles de millones de pesos en los meses previos a la celebración de los comicios, fenómeno que podría ser un indicio de que los incrementos de flujo circulante en periodos electorales responderían a que se usan para financiar campañas de manera ilegal.

Un estudio de Integralia Consultores revela que en los comicios de 2012 y 2015 se observó un aumento promedio de 33 mil 165 millones de pesos en el flujo de efectivo en los meses previos de la elección federal, lo que no ocurre en años no-electorales.

La firma de Luis Carlos Ugalde, ex consejero presidente del Instituto Nacional Electoral (IFE), puntualiza que en la pasada elección presidencial (2012) dicha cifra llegó a más de 37 mil millones de pesos.

Con base en solicitudes de información y análisis de informes trimestrales del Banco de México de los últimos años, se observa que la demanda de efectivo aumenta durante el primer semestre de los años con elecciones federales, en comparación con el resto del año y a los sin elecciones.

Integralia ejemplifica que en 2012 el flujo de efectivo creció 37 mil 374 millones de pesos de febrero a junio, es decir, equivalente a un crecimiento de cinco por ciento de factor M1, que es el flujo de billetes y monedas en circulación en poder del público.

“El aumento es desproporcionado y sale de patrones normales de demanda de dinero. Un año antes (2011) el flujo había disminuido dos mil 958 millones de pesos en el mismo periodo y un año después (2013) en flujo también disminuyó en cinco mil 119 millones”, subraya el análisis.

Así, la consultora puntualiza que los incrementos en el flujo de efectivo en periodos electorales pueden dar una pista del volumen de dinero que se usa para financiar campañas de manera ilegal.

Destaca que aunque la ley ha puesto candados para que las operaciones se bancaricen, muchos gastos de campaña se pagan en efectivo, ya sea porque los fondos provienen de fuentes ilegales, como desvío de recursos públicos, donaciones privadas por arriba de los topes legales, personas morales e incluso dinero del crimen organizado.

O bien, agrega, porque se usan para pagar actividades proscritas por la ley, entre ellas, cobertura informativa, clientelismo electoral y compra de voto, o bien para evitar rebasar los topes de gastos de campaña.

MASR

Más notas sobre