www.capitalmexico.com.mx
Viernes 19 de Agosto 2022

En plena Navidad ejecutan a siete en Atoyac, Guerrero

 

Dos hombres más fueron asesinados en la localidad de Marquelia


Mientras festejaban la Navidad, cinco integrantes de una familia y dos de sus invitados fueron asesinados a punta de escopeta en el poblado Puente del Rey, en el municipio de Atoyac en el estado de Guerrero.

De acuerdo con los reportes de los propios vecinos, los hechos sucedieron alrededor de las tres de la mañana, cuando un grupo de agresores entró al domicilio y disparó en contra de una mujer y seis hombres que se encontraban en plena celebración. Los ahora occisos tenían edades de entre 24 y 54 años, informaron algunos medios locales.

Entre las víctimas se ha informado que se identificó a Eliseo Rodríguez Cortez, 52 años; Ambrosio Rodríguez Cortez, 54 años; Carlos Rodríguez Cerna, 32 años; Cristóbal Rodríguez Cerna, 28 años, y Claudio Rodríguez Cerna, 24 años; quienes eran originarios de la comunidad de Puente del Rey.

Las otras dos personas identificadas son Fernando Leyva Martínez y al parecer su esposa, de nombre Para, quienes vivían en la comunidad de San Vicente Benites.

Incluso se reporto que el jefe regional de la Policía estatal pidió el anonimato al confirmar el multihomicidio. Al lugar también llegaron integrantes del Ejército mexicano.

Guarda silencio

A pesar de estas muertes, el Gobierno del estado no hizo pronunciamiento alguno. Guerrero se coloca como la tercera entidad más violenta de todo el país, pues ahí se concentra 7.2 por ciento de los homicidios registrados a nivel nacional.

Además, el índice de secuestros se ha mantenido al alza y hasta octubre pasado se reconocieron 87. Según cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) –con datos preliminares al 20 de noviembre pasado– en 2016 ocurrieron 2 mil 381 asesinatos.

La entidad, gobernada actualmente por Héctor Astudillo, tiene presencia militar desde el 2006; sin embargo, la violencia no se ha detenido, a pesar de que el Gobierno Federal instauró un nuevo Plan de Seguridad cuando tomó posesión Astudillo.