WWW.CAPITALMEXICO.COM.MX

Sábado 19 de Septiembre 2020
| | |

Estoy más allá del bien y del mal: Mario Villanueva

No disponible

No disponible

10 de Junio 2020

Villanueva permaneció prófugo desde el 27 de marzo de 1999 hasta el 24 de mayo de 2001 cuando fue capturado en Cancún.

Tras 19 años en la cárcel, el ex gobernador de Quintana Roo, Mario Villanueva Madrid regresó hoy a su casa en Chetumal; y aunque se trata de un arraigo domiciliario que le concedió el Tribunal Unitario con sede en Toluca, por cuestiones de salud, no descartó obtener su libertad definitiva.

En entrevista, Villanueva Madrid dijo que no tiene ningún interés en tomar una línea política; “ya estoy más allá del bien y del mal”; indicó que su tiempo ya pasó y ahora prefiere pasar el tiempo con su familia.

Villanueva agradeció al presidente Andrés Manuel López Obrador, su apoyo para que pudiera ser trasladado a su domicilio mientras dure la pandemia por el Covid-19. Seguirá los trámites de su juicio para una preliberación o el indulto presidencial.

Villanueva Madrid se dijo también muy agradecido con todos sus paisanos y paisanas que en todo momento le han dado muestras de su confianza y apoyo lo que lo ha fortalecido durante estos años.

El político quintanarroense quien el próximo mes cumplirá 72 años de edad, fue gobernador en el periodo de 1993-1999, fue al final de su mandato cuando autoridades del entonces gobierno federal y de Estados Unidos lo vincularon con actividades relacionadas con el narcotráfico, por lo que ya no se presentó al relevo de gobierno de su sucesor, Joaquín Hendricks.

Villanueva permaneció prófugo desde el 27 de marzo de 1999 hasta el 24 de mayo de 2001 cuando fue capturado en Cancún.

Fue recluido en el penal del Altiplano, en Almoloya; en el 2010 fue extraditado a una prisión en Kentucky, Estados Unidos, ahí como parte de su estrategia legal, admitió haber lavado dinero para el narco.

El 28 de junio de 2013 fue sentenciado en Estados Unidos a 11 años de prisión por lavado de dinero, sin embargo, por el tiempo que lleva en la cárcel sólo estaría tres años más tras las rejas.

El 22 de diciembre de 2016 fue liberado de la cárcel de Lexington, Estados Unidos.

En el 2018, fue enviado al Cereso de Chetumal, el traslado se debió a la resolución de un juez federal por su estado de salud; el ex gobernador tiene problemas pulmonares, de la tiroides, hipertensión arterial y desgaste de articulaciones.

Más notas sobre