WWW.CAPITALMEXICO.COM.MX

Sábado 24 de Octubre 2020
| | |

Gana terreno. Alejandra Barrios desplaza a artesanos triquis de la Glorieta de Insurgentes

Ambulantes. Foto: Cuartoscuro

Ambulantes. Foto: Cuartoscuro

04 de Enero 2017

Comerciantes de la Glorieta de Insurgentes denuncian la venta

Al amparo de las autoridades capitalinas, la exdiputada del PRI Alejandra Barrios, recibe entre seis mil y 27 mil pesos por cada puesto ambulante instalado en la Glorieta de Insurgentes, denunciaron artesanos quienes se dijeron desplazados por el grupo mayoritario de ambulantes.

Una veintena de puestos provenientes de Oaxaca, Chiapas y Michoacán se encuentran relegados en las orillas de la glorieta, mientras que más de 50 vendedores semifijos permanecen cerca de las salidas del Metro Insurgentes, donde el flujo de la gente es mayor.

Porfirio García Santos, vendedor triqui, acusó al secretario de Movilidad, Héctor Serrano, de asignar el espacio a los vendedores pertenecientes a la organización comandada por la líder de los ambulantes, a pesar de que ellos tradicionalmente ocupaban los mejores lugares de vendimia.

“Un día hicimos mitin y nos dijeron que nos iban a dejar un espacio, y éste fue el que nos dieron.

“Estuvimos con Héctor Serrano, fuimos con él y dijo eso, ‘nosotros les damos permiso pero ellos son los que les dan los espacios’, refiriéndose a Alejandra Barrios”, sostuvo el comerciante.

García Santos, quien vende bufandas, guantes y otros productos hechos a mano, agregó que las ventas han caído hasta en 50 por ciento respecto a años anteriores debido a “que por aquí casi no pasa gente”.

Sin embargo, aseguró que entre todos los artesanos pagan una cuota de 20 mil pesos a Movimiento de Unificación y Lucha Triqui, organización de la que forman parte.

Asimismo, justificó su estancia aduciendo que cada espacio les costó entre seis y 27 mil pesos según la ubicación; sin embargo se observaron puestos de comida y ropa a la salida del Metro, ocupando más espacio que el promedio.

Añadió que el pago es único para las cuatro semanas que permanecen los puestos, los cuales se retirarán el 6 de enero. Incluye vigilancia nocturna de la mercancía por elementos de la Secretaría de Seguridad Pública.

Claudia Romero, dueña de un pequeño puesto de ropa, confirmó que gracias a Barrios “los dejaron trabajar”, aunque lamentó que orillaran a los artesanos.

Desde 2012, el Gobierno de la Ciudad de México ha anunciado diversas remodelaciones para la Glorieta de Insurgentes, desde obras inmobiliarias hasta proyectos culturales y publicitarios; sin que hasta ahora se hayan concretado.

Más notas sobre