WWW.CAPITALMEXICO.COM.MX

Sábado 28 de Marzo 2020
| | |

Más de 25 millones de mexicanos no tienen que comer

Indígena Foto: Internet

Indígena Foto: Internet

16 de Febrero 2020

En las localidades urbanas y rurales el ingreso por trabajo representa más del 65%, seguido de las transferencias.

Actualmente, 25.5 millones de mexicanos enfrentan problemas de carencia alimentaria; de estas, 7.9 millones residen en espacios rurales y 17.6 en urbanos.

El Centro de Estudios para el Desarrollo Rural Sustentable y la Soberanía Alimentaria (CEDRSSA) de la Cámara de Diputados, precisó que la mayoría de estas personas que carecen de acceso a la alimentación, el 12.4 millones son hombres, 13.1 millones son mujeres y 3.8 millones sin indígenas.

Señala que los ingresos promedio de los hogares en México tienen como principal origen las fuentes de trabajo y las transferencias.

Pese a que no en todos los hogares de las localidades rurales reciben remesas del exterior, estos depósitos adquieren relevancia como complemento, en ocasiones superando al apoyo de las transferencias.

A través del documento “Los programas sociales y su incidencia en el ingreso y la alimentación de las familias rurales”, el CEDRSSA precisó que en el monto promedio de los hogares por localidad no hay grandes diferencias en el nivel de importancia respecto de la fuente de ingreso.

En las localidades urbanas y rurales el ingreso por trabajo representa más del 65 por ciento, seguido de las transferencias.

Sin embargo, en los hogares rurales estas tienen un mayor peso, representando cerca del 20 por ciento del total.

Destaca que con el incremento presupuestal a los programas del Ramo 14, Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), y del Ramo 20, Bienestar, propicia el aumento del ingreso de estas personas a través de transferencias, lo que permite acceder a los alimentos o elevar el consumo con la finalidad de mejorar los índices de alimentación y, por ende, superar la pobreza, mediante políticas públicas con efectos de corto plazo.

Sin embargo, cuando los integrantes de alguna familia salen de un programa que les transfiere recursos, por ejemplo, cuando los hijos superan la edad para estar afiliados a algún programa social, según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), el hogar se queda sin el apoyo y puede caer en una situación de vulnerabilidad similar o peor a la que presentaban.

El Centro de Estudios destacó que la inseguridad alimentaria severa relacionada con la pobreza extrema se presenta en Tabasco, Guerrero, Campeche, Oaxaca y Veracruz. No obstante, la situación de pobreza que caracteriza a Chiapas, la inseguridad alimentaria severa sólo afecta al 7.8 por ciento de su población.

Más notas sobre