Miércoles 17 de Julio 2019
| | |

A salto de mata, el francés Pierre Verger registra los rostros de México

No disponible

No disponible

26 de Junio 2019


*Exponen sus fotografías en el Museo Nacional de Antropología

Por Juan Carlos Castellanos C.

México, 26 Jun (Notimex).- Durante sus tres estancias en México, el fotógrafo francés Pierre Verger (1902–1996), convertido después en etnólogo, anduvo “a salto de mata” porque iba a las festividades religiosas y tradicionales de las comunidades del territorio nacional, regresaba a la Ciudad de México, y se alistaba para visitar otro pueblo.

Antonio Saborit, director del Museo Nacional de Antropología, destacó la forma en que, con una brújula y una cámara Rolleiflex 120 colgada al cuello, el artista recorrió la República mexicana, trabajo que se presenta en la exposición Pierre Verger en México. Con los pies en la tierra. 

En conferencia de prensa que se realizó después de realizar un recorrido por esa exhibición, el historiador explicó que el artista francés logró, de manera interesante, involucrarse en las comunidades para registrarlas fotográficamente.

“Si vemos las imágenes de antropólogos profesionales de esa época, quienes sí tuvieron el tiempo de permanecer en las comunidades, veremos que son trabajos totalmente distintos”, enfatizó.

Saborit informó que en la exposición presentan al público 188 fotografías de Pierre Verger, realizadas en las tres visitas que realizó a México: 1937, 1939 y 1957, fechas en que registró las fiestas y las personas del México rural.

Verger se acercó a la fotografía a los 30 años de edad. A finales de 1936 llegó por primera vez a territorio mexicano, luego de estar en África; permaneció en nuestra nación hasta 1937 y resultado de este periodo surgió su interés por las fiestas de carácter religioso y otras celebraciones propias de la cultura de cada comunidad, dando como resultado un libro.

¿Qué lo motivó a hacer un viraje en su periplo y de las Antillas desviarse a México, a donde ingresó vía la Ciudad y Puerto de Veracruz?, estableció el historiador Sáborit, quien también respondió: “la experiencia de dos antropólogos franceses que tiempo atrás habían trabajado con etnias nacionales”, por lo que regreso al país en 1939 con el mismo interés y agudeza artística.

Entre los datos que el director del Museo Nacional de Antropología aportó en torno a la obra de Verger y a la exposición, destaca que la fotógrafa Lola Álvarez Bravo, que en esos años trabajaba en la Secretaría de Educación Pública, fue su asistente y le ayudó a diseñar sus itinerarios.

En Brasil, Pierre Verger se consolidó como etnólogo, sin dejar de lado su pasión fotográfica y así se dedicó a observar la cultura local y a estudiar a la población de origen africano. Es en territorio brasileño donde hasta hoy se conservan la biblioteca y documentos, cámaras, fotografías, negativos y objetos personales del artista.

Las imágenes que integran Pierre Verger en México. Con los pies en la tierra se presentan luego de una gira por Monterrey, Veracruz y Oaxaca. Para su presentación en esta capital, se agregaron 26 máscaras nahuas, purépechas, mixtecas y zapotecas, así como un traje de la Danza de la Pluma, a la que Pierre Verger captó con numerosas fotografías.

La muestra, que se abrió al público a partir de este día y hasta el 29 de septiembre próximo, se divide en tres secciones: La línea general, Días de guardar y Recuerdos de la utopía rural y se enriquece con la proyección de un video sobre las fiestas y danzas que el francés documentó.

 

-Fin de nota- 

NTX/JCC/MSG