Lunes 22 de Julio 2019
| | |

Cierre de revistas especializadas obliga a críticos a ser independientes

No disponible

No disponible

09 de Julio 2019


*Escribimos para quienes no tuvieron oportunidad de ver algún espectáculo, recuerda Tatiana Kuznetsova

Por Luis Galindo

México, 9 Jul (Notimex).- Por el cierre de revistas y diarios en danza, se redujo el número de críticos especializados de esta disciplina, que los llevó a trabajar de manera independiente, obligándolos a estar vigentes en un país semillero de grandes compañías y bailarines de ballet.

“En lo personal puedo mencionar que unos 10 críticos de danza, no sé si son muchos o pocos para un país como Rusia, pero últimamente ha habido una crisis, las editoriales han cerrado”, explicó Tatiana Kuznetsova.

“Eso ha llevado a estos críticos a trabajar en forma de ‘freelance’. Quiero notar que tuve la oportunidad de ser la primera escritora crítica estatal, porque anteriormente todos eran” trabajadores independientes, resaltó.

Kuznetsova, una de las pioneras en Rusia como crítica de danza, decidió esta profesión, en lugar de ser directora o coreógrafa de alguna compañía, porque a su parecer puede ser complicado trabajar con niños y adultos bailarines.

La crítica del periódico ruso Kommersant, quien por primera vez visita México, reveló que no le gusta tanto trabajar con infantes porque a veces puede llegar a ser complicado y en el caso de los adultos, no todos tienen la capacidad de captar lo que uno dice.

“Mi formación en el marco de la danza no fue de ballet clásico, sino fue con la compañía de folclor Moiseer, que por cierto vendrá el próximo año a Danzatlán Festival Internacional de Danza en una gala”, adelantó la crítica, en entrevista exclusiva con Notimex.

Para Kuznetsova las cualidades o atributos que debe de tener una crítica de danza es el talento literario, que es la capacidad de comunicarle a un público no especializado sobre alguna actividad de la danza.

“Por lo general no escribimos para los especialistas ni para las personas que han visto la obra, sino para los que no tuvieron la oportunidad de verla y el periódico es la gran opción, sobre todo porque el diario en donde trabajo es de los más importantes de Rusia”, expresó.

Otra cualidad como especialista en la materia es conocer el tema, específicamente el teatro de ballet clásico y la danza contemporánea, para saber de qué está uno escribiendo.

Quien se dedica a la crítica ha de tener, además, autodisciplina porque a menudo uno tiene que escribir rápido, distintos formatos y con ciertos caracteres, por lo que uno debe ser capaz de expresar sus ideas en límites específicos que la empresa donde trabaja dicta.

Entrevistada en la Sala Panorama del Centro Cultural de España en México, hizo notar su alegría de estar en el país por primera vez, aunque perdió dos oportunidades de hacerlo antes, cuando era bailarina de Moiseer, agrupación a la que perteneció por 20 años.

La pasión por escribir nació cuando trabajaba como bailarina, durante su segundo año; justo en esa época surgió un “boom” periodístico en Rusia y fueron creadas compañías particulares para el desarrollo de este campo.

En esos años como critica de danza en Rusia sí hubo un gran cambio, porque durante la época de la Unión Soviética había pocas ediciones y de hecho la generación de los escritores era bastante antigua, relató.

Con la caída de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS), en 1991, aparecieron más diarios particulares, lo cual generó demanda para nuevos críticos de ballet y de otros campos.

Por suerte, dijo Tatiana Kuznetsova, ha trabajado en la misma editorial rusa a lo largo de estos años y ahora, como invitada al Danzatlán, aprovecha esta estancia en México para redactar el artículo sobre el evento que pronto se publicará.

-Fin de nota-

 

NTX/LGZ/EPT