Martes 20 de Agosto 2019
| | |

Cuentos que son más que cuentos, la unión del pasado con el presente

No disponible

No disponible

25 de Julio 2019


*El autor presenta leyendas transmitidas por siglos de boca en boca

Por Jorge Rivas Navarro

México, 25 Jul (Notimex)- En el libro Cuentos que son más que cuentos, el autor Diego Tendillo Rocha se interna en la rica historia de los pobladores originarios de México, por medio de mitos y leyendas en las que une el pasado desconocido con el presente confuso.

En entrevista con Notimex, Tendillo Rocha explicó que el prólogo de este libro está contextualizado para ubicar al lector en la época de la convivencia del ser humano con los mamuts, aproximadamente 50 mil años antes de Cristo.

En su obra el autor ofrece cuentos, reflexiones filosóficas y leyendas transmitidas por siglos de boca en boca, pero sobre todo comparte sus descubrimientos y revela sus hallazgos, que son su “lucha cotidiana y una intrépida oferta para no perderse”.

El libro es una selección de textos en torno al hallazgo de un escenario prehistórico en México, aunque para el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) este sitio se encuentra fuera de todo contexto cronológico.

Lo anterior, porque las investigaciones nacionales no contemplan un asentamiento humano de más de 100 mil habitantes, previo a la caída del meteorito que golpeó Michoacán, en el lago de Cuitzeo, hace unos 13 mil años.

De acuerdo con Diego Tendillo, el sitio arqueológico se encuentra en Ensenada, Baja California, en el Parque Ecológico Cañón de Doña Petra, un espacio escultórico que incluye un calendario solar, y las esculturas que hay en él son representaciones posiblemente de una manada de mamuts.

Refirió que dicho parque representa el Templo de Poseidón, que está representado en una montaña, y su cráneo toca el cielo, y estos detalles vienen en la obra de Platón referente a la Atlántida, que es la misma ciudad que Aztlán.

Agregó que en Aztlán se originó una sabiduría muy grande, y de ahí sus habitantes se fueron a todo el mundo, no sólo las ocho tribus que se asentaron en el Valle de México, sino en general a diferentes civilizaciones.

Se puede relacionar a la Atlántida con los aztecas, dijo, principalmente por la sabiduría de los abuelos transmitida de forma oral, y que junto con el Códice Boturini “descubrí que está plasmado en el entorno del Cañón de Doña Petra”.

En este lugar se describe que Huitzilopochtli bajó y les transmitió a los pobladores el conocimiento de la astronomía, de las mareas, de cómo los animales hacen vibraciones, lo que fue utilizado por los aztecas para la lectura del entorno.

-Fin de nota-

NTX/JRN/AGO