Sábado 24 de Agosto 2019
| | |

El desafío independiente de Lourdes Lecona

No disponible

No disponible

01 de Agosto 2019


Por Luis Galindo

México, 1 Ago (Notimex).- El mayor reto cultural es poseer una compañía independiente, porque no hay espacios disponibles e incluso nos vemos en la necesidad de pedir dinero prestado, considera Lourdes Lecona, directora de Caña y Candela Pura. Compañía de Música y Danza Flamenca, que celebrará su 30 aniversario con la Trilogía Lorquiana, a las 19:00 horas, el sábado 3 de agosto en el Teatro de la Ciudad.

En entrevista con Notimex, la directora refiere que, para permanecer en la escena, trabajan mucho: desde febrero están construyendo las coreografías “sólo para una función”, sin contar con que la producción, por supuesto, va por cuenta de la dirección creadora. “Hacemos lo que se pueda con tal de que todo salga como es debido”, explica.

―Mantenernos como compañía independiente es un desafío ―dice Lourdes Lecona―. Es verdaderamente como una prueba de resistencia; ahora podemos decir “¡Lo logramos!”, pero no es tan fácil.

Pese a todo, se manifiesta contenta por regresar a un teatro donde se inició en la danza, cuando tenía cuatro años de edad; durante siete años bailó en el recinto de la calle de Donceles, en el Centro Histórico de la Ciudad de México, con la coreografía El Cascanueces en la cual representó a diferentes personajes:

―Estaremos festejando, asimismo, los 60 años de haberme iniciado en este camino de la danza. Y celebrarlo junto a mi compañía, que cumple 30 años de fundación, para mí es un agradecimiento a la vida…

 

Temas sociales

Caña y Candela Pura le ha permitido crear un guion con temas sociales que, para ella, es una labor interesante:

―Porque un guión te permite crear un concepto para llevar la danza flamenca al teatro ―dice Lourdes Lecona―. Tengo la herencia de grandes maestros que me hacen respetar las estructuras, el compás, los palos: el flamenco en sí, tradicional.

Pero también está su formación que explora el flamenco con su propio lenguaje escénico. En el caso específico de Lorca trabajó sobre una dramaturgia centrada en el camino literario del poeta español Federico García Lorca, asesinado el 18 de agosto de 1936 por la dictadura franquista.

―Hacemos un recorrido por diferentes producciones poéticas, pasando por el Romancero gitano. Su pieza teatral La casa de Bernarda Alba me sirvió de inspiración para ahondar en las hijas de Bernarda…

También incluye la pequeña obra Amor de don Perlimplín con Belisa y su jardín (1933).

―La danza se inicia con un homenaje al poeta ―explica Lecona―, donde se aprecia el desprendimiento por la vida y el acercamiento a la muerte… Estamos hablando de más de 25 artistas en la escena, entre ellos la actriz Claudia Cabrera y el actor Pedro Mira, así como los bailaores Rosario Armenta como intérprete y coreógrafa invitada, Ana María Liceaga, Érika Suárez, Aline L. Lecona, Elisa Pérez, Liliana Olivar, Majo Muñoz, Fernanda Madrid, Omar Moreno y Édgar Pimentel, al igual que los músicos Manuel Lolo Jiménez, Rosa del Carmen García, José Juan Trespalacios, Raúl Mandujano, Olmo Ayala y Emiliano de Gante.

-Fin de nota-

 

NTX/LGZ/VRP