Lunes 19 de Agosto 2019
| | |

El humor es una de las cosas más importantes en la vida: Terry Gilliam

No disponible

No disponible

28 de Julio 2019


Por: Brenda García Hernández. Enviada

En el marco del 22 Festival Internacional de Cine Guanajuato, el escritor y director Terry Gilliam presenta su nueva película “El hombre que mató a Don Quijote”. En entrevista para Notimex, Gilliam dijo que el personaje de Cervantes siempre le ha parecido fascinante porque es uno de los personajes más icónicos de la historia, y de la cultura, por lo que alguna vez dijo “Don Quijote y Sancho Panza están bien, porque Don Quijote sin Sancho, eso no es interesante”.

Gilliam destaca que su fascinación por el personaje de Don Quijote se acentúa con los libros que ha leído acerca de su vida, y al pensar en su muerte lo que más le llamó la atención fue su heroísmo, su caballerosidad, romance y todo lo demás, “está tan afectado por la literatura que intenta vivir una vida como en la vida real. Claro, comete errores constantemente, y lo importante acerca de Don Quijote es que se cae pero se vuelve a levantar una vez más, y eso no lo detiene, entonces en la imaginación no lo dejaría morir, es lo más importante”.

Gilliam recordó que al rodar la película les preocupaba el clima, ya que la mayor parte del tiempo rodaron en exterior, pero al final lo más valioso fue que contó con un gran elenco que siempre abonó ideas fantásticas a la película.

Filmar la película no fue tan fácil, “filmamos con muy poco tiempo y con nuestro propio presupuesto; fue peligroso, incluso difícil, grabamos casi todo afuera y entonces no teníamos una manera de cubrirnos de la lluvia. Si el clima hubiera sido malo, nos habríamos muerto, ¡pero Dios nos sonrió y el clima fue muy bueno!”.

El director británico afirma que trabajó con un elenco maravilloso, “fue la mejor parte de todo, porque el reparto fue sobresaliente: Adam Driver, Jonathan Pryce, Stellan Skarsgård, cada uno de ellos tiene una personalidad única y fue maravilloso trabajar con ellos y sus brillantes personajes, me sorprendían todo el tiempo, siempre venían con nuevas ideas y nuevos enfoques, para mí fue interesante hacer esta película”.

Respecto a las nuevas tecnologías que se utilizan en la industria cinematográfica, Terry Gilliam se expresó un poco preocupado, porque asegura “estas dinámicas aíslan al espectador y lo vuelven solitario”.

“Las cosas han cambiado bastante rápido; Netflix es un gran éxito, entonces la gente ya casi no va al cine a ver las películas y eso es horrible porque ir al cine es una actividad en comunidad, es una actividad en equipo, en grupo. Es una experiencia distinta sentarte con la audiencia y es muy distinto a cuando te sientas en casa y miras una película en tu iPhone. Así que no me gusta realmente pero estoy abierto al cambio”.

Terry Gilliam comentó que considera interesante la realidad virtual, “te envuelve, creo que es impresionante y valiente, pero aísla a las personas, y tal parece que todo lo que estamos haciendo es aislarlas. Tú miras Netflix en tu casa, solo, y entonces te pones esta cosa de la realidad virtual; es una experiencia aislada. Me preocupa qué es lo que va a pasar con la civilización, porque las personas se están volviendo cada vez más solitarias. Las redes sociales lo hacen más complejo, porque como están haciendo cosas desde el anonimato, pueden decir lo que quieran y nadie sabe quién lo dice”.

Al ser cuestionado acerca de la popularidad de Netflix y de si alguna vez ha pensado en realizar una serie, el también director de los filmes “Doce Monos” y “Los Hermanos Grimm” se dijo atraído por el formato, pero señaló que no ha trabajado con Netflix principalmente por el dinero, “las series te permiten otra forma de contar historias. Me gusta el cine porque se reduce a dos horas o dos horas y media máximo para hacer una película, entonces sintetizas todo lo que piensas y das un enfoque diferente para contar una historia, pero con Netflix más bien he sido una víctima de ellos, porque es adictivo, me siento y entonces veo un capítulo y luego veo uno más y otro más”.

“Recuerdo que cuando vi Breaking Bad, mi esposa se fue de vacaciones y estaba yo ahí hasta las 4:00 de la mañana viendo el siguiente episodio y el siguiente episodio y es maravilloso, pero no lo recomiendo” dice entre risas.

Para Terry Gilliam, que inició su carrera en Monty Python, un show de comedia transmitido por la BBC, tiene la idea de que la gente ha perdido el sentido del humor en aras de la “corrección política”.

“Creo que esta cambiando en todos lados: la gente está temerosa de ser honesta, la gente tiene miedo de reírse de las cosas”, apuntó al recordar que el año pasado hizo unas bromas acerca del movimiento #metoo.

“Era una pequeña broma en mi página de Facebook, y entonces tuve unas respuestas donde había grandes discusiones entre mis seguidores, y decían que me estaba burlando o estaba molestando al movimiento #metoo; entonces dije ¿cómo? ¿de qué hablas?, hice una broma”.

Terry asegura que en una conversación eres libre de reír o no, pero cuando hizo ese comentario muchas personas pensaron que los estaba atacando “y no, una broma no es un ataque, con una broma esperamos que se ponga un poco de verdad en algo. Cuando estás en una conversación la gente está preocupada de hacer una broma o de decir algo, y entonces una broma simplemente sale, y no es que estés atacando, solamente es un comentario para intentar que alguien se ría”.

“Yo digo que si no podemos distinguir entre humor y odio, estamos jodidos, y ese es el gran problema, el humor es una de las cosas más importantes en la vida y si la gente tiene miedo de reírse de eso o reír de otras cosas, entonces tendríamos que irnos y ya empezar a morir lentamente enroscados en el metro”, finalizó entre risas.

NTX/BGH/SA/RHV