Martes 20 de Agosto 2019
| | |

El origen de Buzz Lightyear

No disponible

No disponible

18 de Julio 2019


La infancia de cualquier persona está marcada por héroes tanto ficticios como reales. Quizá para los niños de la década de los noventas uno de los más fascinantes es el personaje de Buzz Lightyear de la película Toy Story (1995).

Un juguete astronauta que está en una constante búsqueda de aventuras alrededor del espacio. Esta figura de acción llega a la vida del niño Andy para después entablar una relación entrañable con el juguete favorito de éste, el vaquero Woody.

Sin entrar en más detalles de la película, es interesante rastrear el origen del valiente astronauta, el cual se remonta al final de la década de los cincuentas.

Hace exactamente cincuenta años, en el año de 1959, los Estados Unidos decidieron emprender una misión espacial con el objetivo de que el hombre pudiera, por fin, pisar la Luna. Uno de los enigmas y deseos más profundos de la humanidad, el cual fue conquistado por primera vez gracias a la misión Apollo 11 de la NASA.

Dirigida por Neil Armstrong, dicha misión tuvo otras dos figuras no tan conocidas como el célebre capitán: Michael Collins y Buzz Aldrin. A partir del nombre del segundo es que nació el del personaje animado, al cual después se le agregaría el apellido Lightyear basado en la terminología espacial.

Después de cumplir con este primer cometido, durante la década consecuente la NASA decidió comenzar con una serie de expediciones con motivos de investigación al único satélite natural de la Tierra.

El creador de los personajes y director de las primeras dos películas, John Lasseter, era un aficionado de estos viajes de la NASA que se transmitían por televisión, así que a la hora de plantear los personajes de su película, eligió adaptar uno de ellos al tema del espacio.

La razón de ser de los colores verde y morado de su traje recae simplemente en que son los favoritos de Lasseter y su esposa.

Es interesante darse cuenta de la relación que existe entre una película animada y uno de los acontecimientos más importantes de la humanidad.

Así como Lightyear es el segundo juguete favorito de Andy, Aldrin fue el segundo hombre en pisar la Luna ¿Será una mera coincidencia o una unión calculada de la realidad y la ficción creada por su autor?

Sea como sea, tanto Lightyear como Aldrin son dos figuras memorables para dos generaciones de niños que están más separadas por el medio siglo de diferencia que por la delgada línea de lo verificable.  

NTX/JFC