Lunes 17 de Junio 2019
| | |

Festival de Guadalajara reconoce a ganadores de los Premios Paralelos

No disponible

No disponible

14 de Marzo 2019


* “Marioneta”, de Álvaro Curiel de Icaza, obtuvo el Premio Internacional Critics Prize de la Fipresci

Por Claudia Pacheco Ocampo. Enviada

Guadalajara, 14 Mar (Notimex).- “Marioneta”, “Detrás de la montaña”, “Divino amor”, “El poder en la mirada”, “La brújula del fósforo paseante”, “45 días en jarbar” y “Asfixia” son algunos de los filmes galardonados con los Premios Paralelos, durante la 34 edición del Festival Internacional de Cine en Guadalajara (FIGC).

“Marioneta”, del director Álvaro Curiel de Icaza, fue reconocida con el Premio Internacional Critics Prize que le otorgó la Fipresci (Federación Internacional de la Prensa Cinematográfica).

De acuerdo con Fernanda Solórzano, representante de la federación, ese trabajo se lo mereció por la capacidad de integrar distintos géneros cinematográficos en un relato donde confluyen realidad y ficción.

Además se le reconoce por haber incluido temas como la desigualdad social, la delincuencia organizada y el modo en que un inmigrante emplea la actuación como método de supervivencia.

El premio FEISAL de la Federación de Escuelas de Imagen y Sonido de América Latina fue para “Divino amor”, de Gabriel Masacaro. Es una coproducción entre Brasil, Uruguay, Dinamarca, Noruega y Chile.

Se le dio en virtud de una realización impecable al servicio de un relato inquietante sobre un futuro que cada vez es más cercano.

Esta vez hubo dos películas en la Mención Especial: “Cuando cierro los ojos”, de Sergio Blanco y Michelle Ibaven, por la manera en cómo abordó el abuso que sufren los negados por el sistema, y “Perro bomba”, de Juan Cáceres, por plantear desde la ficción tanto con frescura como con profundidad una problemática alucinante para toda América Latina.

El reconocimiento Guerreros de la Prensa distinguió como Mejor Largometraje de Ficción a “Detrás de la montaña”, de David Romay, por la sobriedad de su arriesgada puesta en cámara al tratar el tema de la búsqueda del origen.

También se le dio por la intensidad del trabajo actoral del protagonista Emmanuel Mendoza, como resultado de la focalización interna del relato cinematográfico.

El Jurado ficción de Guerreros de la prensa estuvo conformado por Rebeca Ferreiro González, Julieta Marón y Jorge Caballero.

El Mejor Largometraje Documental se dedicó a “Familia de media noche”, una producción de México y Estados Unidos, dirigida por Luck Lorentzen.

De acuerdo con los críticos, fue por contar una historia con una original y arriesgada mirada de la realidad mexicana, una construcción narrativa imponente y por lograr plasmar en la pantalla la íntima existencia de sus personajes.

En el jurado figuraron Eduardo de la Vega Alfaro, Mauricio Bidault, Juan Manuel Badillo, mientras que el coordinador fue el periodista cinematográfico Sergio Raúl López.

“El poder en la mirada”, de José Ramón Mikelajáuregui, recibió la Mención Especial y el premio Hecho en Jalisco al Cortometraje producido en Jalisco fue para “La brújula del fósforo paseante”, de Sofía Carrillo.

El reconocimiento fue por su exploración de los motivos y ambientes del mundo rural jalisciense, así como por su sofisticada propuesta estética.

La Mención Especial Cortometraje producido en Jalisco lo recogió “La abuela del año”, de Olivia Luengas, por su acertada construcción narrativa y su capacidad de encontrar grandes historias en los mundos cotidianos.

El premio al Mejor Cortometraje producido en Jalisco se lo llevó “La herencia del viento”, realizado por Alejandra Retana, César Camacho y César Hernández. Ganó por su sólida propuesta cinematográfica y por presentar una visión profunda y entrañable de la relación paternofilial.

“Asfixia”, una producción entre Guatemala, España y México, dirigida por Kenya Márquez, se alzó con la Mención Especial Largometraje. Se valoró por tratar la discriminación desde un ángulo novedoso, así como por sus altos valores estéticos y de producción.

También con Mención Especial se reconoció a “45 días en jarbar”, de César Aréchiga, por su perspectiva humanista y su relato sobre el poder liberador del arte en un contexto adverso el jurado.

El Mejor Largometraje producido en Jalisco fue “Caballerango”, de Juan Pablo González. Según los expertos, el filme hizo visible un tema doloroso e inaplazable desde una perspectiva sensible y cercana, así como su solvencia en la utilización de los recursos cinematográficos empleados.

El jurado de Hecho en Jalisco estuvo integrado por Annemarie Meier, Ernesto Velázquez y Mauricio Bidaul.

 

NTX/CPO/IAM