WWW.CAPITALMEXICO.COM.MX

Lunes 11 de Noviembre 2019
| | |

Gilmar González y su galería de obras retratan la miseria humana

No disponible

No disponible

25 de Mayo 2019


* El artista gore mexicano refleja las pasiones de la sociedad actual

Por Juan Carlos Castellanos C.

México, 25 May (Notimex).- El maestro Gilmar González (Ciudad de México, 1983) ha creado una galería de obras poco convencionales, quizá nunca antes vistas ni en museos ni galerías alrededor del mundo, Inocencia deforme, con la que muestra al mundo sus lacras y miserias, públicas o privadas.

Las piezas no son agradables a la vista, pero detonan la reflexión individual y colectiva al retratar perfectamente la miseria humana. “Se trata de una catarsis personal, pues en un momento de mi vida me vi enfrentado a muchos problemas; me sentí ahogado, inmerso en una serie de dificultades aparentemente sin salida”, explicó en entrevista con Notimex.

En el piso y sobre una cornisa de una tienda departamental ubicada en la Avenida Juárez, frente a la Alameda Central de la Ciudad de México, Gilmar expone sus piezas realizadas a partir de muñecos y muñecas bebés que alguna vez fueron el deleite de niñas. Hoy son otra cosa.

Con cabeza, sin cabeza o con más de una cabeza; sin brazos, o con tres; con piernas, o sin ellas; ensangrentadas o no, los juguetes intervenidos son la vía de escape y el modo que halló para descargar toda su ira, dejar de reprimirse a sí mismo y mostrar que lo que había dentro de él no era lo que la familia y la sociedad habían moldeado en su persona, “había un trasfondo más allá de lo evidente”.

Posteriormente, incluyó en sus obras la crítica social. Observador nato como es, plasmó en sus obras no solamente su ser y su sentir, sino qué es lo que lleva a las personas a dañar a un tercero. “Ahora confronto a las personas que ven mis obras. Experimentan un shock al ver cada pieza y, sin embargo, las atrapa”.

Cada imagen violenta capta la atención de las personas y de inmediato reciben el mensaje del artista: “La aceptación de sí mismos, tanto las partes buenas como las malas del ser humano”. A la fecha ha creado alrededor de 50 piezas, a partir de muñecos y muñecas que en promedio tienen 30 centímetros de altura.

Para algunos son piezas intervenidas, otros las llaman arte-objeto, y para muchos son obras espléndidas inscritas en el arte gore, cuya principal característica es que se expresa a través de sangre, vísceras y violencia llevada a su máxima expresión. “Mi exposición tiene 15 años y la he presentado en diversos recintos”, dijo.

Entre ellos, mencionó al Tianguis Cultural de El Chopo y El Circo Volador, así como otros que se han especializado en temáticas y expresiones artísticas y culturales oscuras, entre ellos El Real Under y el UTA, centros culturales capitalinos donde se respira arte y se convive entre amigos.

Inocencia deforme, una mirada al lado oscuro del ser humano, también se ha presentado en festivales internacionales de cine, música y arte. “La gente debe acercarse con mente abierta y espíritu analítico, no juzgar las obras a partir de la primera mirada porque todo, como el ser humano, tiene más de una cara”.

Resaltó que la exposición muestra las facetas del ser humano que no son muy tocadas, porque para muchas sociedades todavía son temas tabú, como el racismo, el demonio, la religión o el daño que uno se puede hacer por dinero o hipocresía. “Las cosas se tergiversen para hacer el mal”, subrayó.

El artista hace que las personas se acepten a sí mismas a través de la exposición, que no cuesta ni un centavo admirar, sólo una cooperación voluntaria. Además, en un experimento social pide a cada persona que escriba en un papelito el pensamiento o acto más violento que ha provocado o querido hacer.

Es una catarsis también, y la gente se descarga de ese peso que lleva encima. Al mismo tiempo demuestra que la violencia es inherente al ser humano y anima a cada quien a no llevar esas cargas a otros ámbitos y asumir que cada quien debe hacerse cargo de sus problemas y consecuencias.

“Una palabra, un acto, una mirada o una actitud ante la vida pueden derivar en violencia. Por eso, apelo a la conciencia y al lado oscuro del ser humano para que, consciente de ello, canalice todas sus emociones hacia lados que no dañen a nadie” concluyó el artista, quien así pone un granito de arena para redimir a la sociedad.

-Fin de nota-

NTX/JCC/RML

Orquidea News