Lunes 24 de Junio 2019
| | |

Halconazo del 10 junio de 1971, un crimen de Estado: Rosaura Ruiz

No disponible

No disponible

10 de Junio 2019


*Conmemoraran 48 años de la “Masacre del Jueves de Corpus”

México, 10 Jun (Notimex).- La titular de la Secretaría de Educación, Ciencia, Tecnología e Innovación capitalina, Rosaura Ruiz Gutiérrez, aseguró que a 48 años de la masacre del Jueves de Corpus Christi, también llamado “El Halconazo”, nadie ha sido juzgado y castigado y existen evidencias claras de que se trató de un crimen de Estado.

“El análisis histórico, los archivos recuperados no dan pie a ninguna duda razonable acerca de la responsabilidad del entonces presidente Luis Echeverría y varios de sus colaboradores, por lo que es necesaria una reflexión sobre el derecho a la verdad y la importancia que tienen las investigaciones en materia de violación a los derechos humanos para articular ofrecer garantías de no repetición, así como castigo a los culpables”, aseguró.

La funcionaria asistió a la ceremonia en la que se conmemoró el 48 Aniversario de “La Masacre de Jueves de Corpus”, encabezada por la jefa de gobierno capitalino Claudia Sheinbaum Pardo, en las afueras de la estación del Metro Normal, sobre la avenida en la que hace casi 50 años acontecieron esos sucesos.

Ruiz Gutiérrez dijo que aquel episodio fue una siniestra represión y la continuación de un acto genocida que comenzó con la matanza en Tlatelolco.

Comentó que el gobierno del expresidente Luis Echeverria, pidió al de Estados Unidos asesoría para entrenar a un grupo paramilitar en tácticas antimotines, control de multitudes y manifestaciones estudiantiles: Los Halcones, según el libro del escritor Carlos Montemayor titulado La guerra en el paraíso.

Agregó que además de intervenir directamente en las manifestaciones, ese grupo operaba filtrándose en reuniones estudiantiles, incitando a la violencia y actos vandálicos.

Fue ese 10 de junio, relató, cuando el grupo se infiltró entre la multitud e intentó disolver la manifestación usando varas de bambú, pero fueron rechazados por los estudiantes.

“En una segunda acometida, usaron armas de fuego y la intención por disolver la manifestación cambió por la de reprimir a los estudiantes como escarmiento”, relató la funcionaria en el acto donde se colocó un arreglo floral al pie de la monumental escultura de Sebastián, al tiempo que montaron una guardia de honor para recordar a las víctimas.

Para Rosaura Ruiz el movimiento terminó por traducirse en una revolución juvenil que trastocó todos los ámbitos de la vida, haciendo visible lo invisible y evidenciando un Estado monolítico y autoritario.

Por su parte, Salvador Zarco Flores, sobreviviente del “Halconazo” y presente en el acto, denunció que a 48 años de aquel suceso no se ha hecho justicia.

“Las investigaciones que se hicieron en aquel entonces fueron caricatura, no se investigó bien, y aunque se supo los organizadores, donde entrenaban a los Halcones, nunca se hizo justicia”, dijo el también director del Museo de los Ferrocarrileros, quien pidió justicia y se castigue a los responsables.

Consideró que las heridas duelen y no han sanado y recordó que él acudió a la marcha del 10 de junio de 1971 junto con su esposa quien estaba embarazada.

“Nos tuvimos que meter a una lonchería porque empezó la balacera y tuvimos que salir con mucha precaución; después nos enteramos de todo lo que había ocurrido”, dijo Zarco Flores quien en entrevista dijo que “nunca pensó salir vivo”.

-Fin de nota-

NTX/MBH/MSG