Sábado 24 de Agosto 2019
| | |

Húmeda conclusión de “Cantares. Fiesta de trova y canción urbana”

No disponible

No disponible

28 de Julio 2019


Por Juan Carlos Castellanos

México, 28 Jul (Notimex).- Las 250 personas que vieron terminar la primera edición del festival “Cantares. Fiesta de trova y canción urbana” esta noche, en su sede del Museo de la Ciudad de México, no vieron achicada su alegría y su gozosa experiencia musical pese a la torrencial lluvia, los truenos y relámpagos, que como pirotecnia cerraron ese encuentro.

La conclusión del festival, por el que desfilaron voces icónicas del canto de protesta, la canción urbana, la música tradicional y la trova latinoamericana, se dio en un marco de camaradería entre los artistas, fraternidad entre los asistentes y la satisfacción de los organizadores, sobre todo el personal técnico, apoyo y seguridad.

Ayer en las Islas de Ciudad Universitaria, la voz del mexicano Óscar Chávez resonó con temas emblemáticos como “Por ti”; el carioca Caetano Veloso, personaje capital en su natal Brasil, derramó ritmo y alegría; los chilenos de Inti Illimani, con sus letras y música inconfundible, entre otros, hicieron el primer día del festival.

El cartel de este domingo lo integraron Loli Molina, Mauricio “El Hueso” Díaz, Rafael Catana, Francisco “Pancho” Madrigal, Clara Cantore y Carlos Arellano. La clausura le tocó a David Aguilar, quien cerró el festival con “Terca”, acompañado por un coro de 250 voces. El público se sabe esa canción, lo mismo que “En el café”, penúltimo tema.

La voz del público, presente

Este día, el sobrio recinto museístico abrió sus puertas al festival con el que, de acuerdo con el ingeniero Marcos Silva Cornejo, quien asistió acompañado por su esposa, sus tres hijos, mamá, papá, dos de sus tías y su compadre Enrique, “el gobierno de la Ciudad de México y la Universidad Nacional Autónoma de México nos hacen recordar nuestros años de estudiantes”.

Dijo haber estudiado en la máxima casa de estudios en el ocaso de los años 70, cuando la efervescencia de esa música estaba al máximo. “Mis amigos y yo asistíamos a conciertos de este tipo de música, pero eran uno, dos y cuando mucho tres artistas quienes se presentaban a la vez; este festival nos ha devuelto la música con la que crecimos y maduramos”.

Por su parte, la doctora Irma Villalobos Correa, pediatra, aseguró a Notimex que ayer acudió a las Islas de Ciudad Universitaria, donde permaneció durante toda la jornada inaugural del festival. “Fue muy agradable, me llevé a mi perrita porque mis hijos ya no viven conmigo. Mi esposo está fuera del país y nada más ‘Chiquita’ me pudo acompañar”.

La pregunta que ha quedado en el aire es si este ejercicio de música de fuerte arraigo tendrá nuevas ediciones, cada año o con mayor frecuencia. “Por lo que yo viví, todo transcurrió en orden, no ni problemas, pleitos, desmanes u otro signo de violencia o que motivara miedo o inconformidad”, dijo la doctora, quien hoy fue sola al Museo de la Ciudad de México.

-Fin de nota-

NTX/JCC/SBR