Domingo 18 de Agosto 2019
| | |

Intenso Sol y aplausos despiden el festival de trova y canción urbana

No disponible

No disponible

28 de Julio 2019


Por Iván Santiago Marcelo

México, 28 Jul (Notimex).- Un cielo despejado y muy soleado permitió al público disfrutar del segundo y último día de actividades de “Cantares. Fiesta de Trova y Canción Urbana”, festival organizado por la Secretaría de Cultura capitalina que sirvió para rendir homenaje a la música de autor.

En el recién remodelado Teatro Ángela Peralta, un espacio al aire libre, el primero en salir al escenario, minutos después de las 12:00 horas, fue Gareli Ramírez, a quien recibió entre aplausos un auditorio muy concurrido; el cantante poblano, acompañado por su guitarra, dedicó sus interpretaciones al público.

Le siguieron los cantautores mexicanos Armando Chacha, David Haro y Rafael Mendoza. Por un espacio de casi una hora, cada uno de los intérpretes entregó sus canciones a un público cada vez más eufórico.

Con sombrillas, sombreros, gafas de sol, gorras, incluso, cubriendo sus cabezas con algunas prendas que los protegieran de los intensos rayos del Sol, los asistentes corearon los temas y aplaudieron en cada uno de los temas; el júbilo aumentó cuando “Rafa” Mendoza hizo su presentación.

A las 15:50 horas tocó el turno de Liuba María Hevia (La Habana, Cuba, 1964), representante de la cultura cubana contemporánea. Bajo un Sol que no cedió, la compositora y cantante tomó su guitarra y desde la primera interpretación atrajo la atención del público.

“Yo adoro este país, esta ciudad, por muchas razones; he traído una selección de nuestro trabajo”, expresó a los asistentes luego de ofrecer el primero de sus temas, que le valieron los aplausos y el reconocimiento de los presentes.

Integrante del Movimiento de la Nueva Trova desde el año 1982, junto a figuras como Silvio Rodríguez y Pablo Milanés, la intérprete cubana puso a cantar a quienes ya tenían sus lugares en las bancas, mientras otros grupos de personas ingresaban por la entrada principal del recinto.

A las 16:50, con “El chorrito”, una canción infantil de Francisco Gabilondo Soler, Liuba María Hevia cerró su participación ante un auditorio eufórico, y dio paso al cantante y compositor mexicano Edgar Oceransky.

Sin duda, a lo largo de la jornada, que duró más de seis horas, el más aclamado fue Oceransky, pues además lo acompañó su club de fans. Entre porras, gritos, pancartas y globos, mujeres, la mayoría ataviadas de playeras color rojo, recibieron al cantante.

“¿Cómo están, Ciudad de México? Qué gusto me da volver a este lugar tan emblemático, donde se hacían tantos concierto. Estoy lleno de emoción de venir a cantar para ustedes”, dijo mientras sus fans lo ovacionaban.

Con un Teatro Ángela Peralta casi llenó, cerró “Cantares. Fiesta de Trova y Canción Urbana que, desde ayer sábado, reunió a casi 50 artistas en las diferentes sedes que se instalaron en la capital del país.

-Fin de nota-

NTX/ISM/MCC-SBR