WWW.CAPITALMEXICO.COM.MX

Domingo 22 de Septiembre 2019
| | |

Jesse Conde y sus “miles” de personajes en 39 años de doblaje

No disponible

No disponible

13 de Mayo 2019


* El actor presta su voz al “Sr. Cara de Papa” en la cuarta entrega de Toy Story

Por Claudia Pacheco Ocampo

México, 12 May (Notimex).- En los inicios de su carrera, Jesse Conde escuchó decir al reconocido actor Pedro D’Aguillón que en su amplia carrera había doblado la voz de miles de personajes, lo cual le pareció una exageración.

Sin embargo hoy, a sus 39 años de trayectoria en el arte del doblaje, es el mismo Jesse Conde quien asegura haber perdido la cuenta de cuántas veces ha tenido que hacer un doblaje, por lo que también prefiere decir: “han sido miles de veces, en miles de personajes”.

“Soy actor de doblaje desde hace 39 años. He hecho a tantos personajes, en tantas producciones que, sinceramente, ya no me acuerdo cuántos llevo. Hay veces que me ponen series o películas y me dicen: ‘esta es tu voz’, y yo me quedo de ‘¿A poco yo doblé eso?’ Y sí, solo que ya se me olvida”.

A sus 66 años, Jesse Conde es considerado uno de los actores más sobresalientes del doblaje en México al ser la voz oficial de figuras del cine como: Willem Dafoe, David Bradley, Robin Williams, Jack Nicholson, Lorenzo Lamas, Christopher Walken, Al Pacino y Danny DeVito, por citar algunos.

En lo referente a personajes, también se distingue su voz en “Sr. Cara de Papa” de Toy Story; el “Duende Verde” en la trilogía fílmica de El Hombre Araña; el “Capitán Hector Barbossa” en Piratas del Caribe y “Guasón” en Batman (1989). Además, es la voz en Hispanoamérica de “Tigger” en Winnie Pooh.

“Mi carrera la he vivido muy feliz. Estoy satisfecho porque desde hace muchos años me di cuenta que esto me gustaba y a lo que deseaba dedicarme por el resto de mi vida. Como todos, he tenido mis altibajos, pero nunca he sufrido por encontrar trabajo”, destacó en entrevista con Notimex.

Su gusto por el doblaje nació desde niño en su natal Tabasco. Su papá y su tío tenían un pequeño cine del pueblo, por lo que pasaba sus días viendo películas e imitando a los actores.

“Cuando terminé mi preparatoria, viajé a la Ciudad de México para estudiar actuación y me inscribí en la entonces Academia Andrés Soler de la ANDA, pero también en la UNAM para prepararme en Leyes. Yo pensaba que si me iba mal como actor, por lo menos la haría como abogado sacando a los borrachos de la cárcel”.

Al sexto semestre de Leyes, abandonó dicha carrera porque ya había concluido su diplomado en la Andrés Soler y quería activarse de inmediato.

“Tomé talleres y seminarios de actuación con el maestro Héctor Azar y comencé como actor de teatro y después en radio hasta que llegó empleo en el doblaje. De un día para otro, me vi con agenda llena a diario y tuve que dejar mis llamados en televisión”, relató.

Cada voz tiene su dificultad, sobre todo cuando se trata de un personaje nuevo. En el caso de “Tigger”, asegura que es difícil debido a que se trata de una caricatura que todo el tiempo está en acción, pues salta y brinca al mismo tiempo que habla, y se debe cuidar perfectamente la dicción.

Del universo de personajes que tienen su voz, ya sea aguda o grave, en papeles graciosos, malévolos, roncos, adultos mayores o de mal humor, “El Padre Santo”, como también se le conoce, no tiene preferencia por alguno.

“A todos los quiero por igual porque son parte de mi creatividad, porque todos me han dado bastante trabajo. Nunca me he puesto exigente, acepto lo que me ofrezcan, aunque por mi tipo de voz, casi siempre me encomiendan a los malos de la historia o a los diabólicos”.

En la actualidad, Jesse Conde trabaja en el doblaje de “Sr. Cara de Papa” en la cuarta película de Toy Story y por contrato de confidencialidad, no puede adelantar detalles del personaje en esta nueva aventura.

Sin embargo, adelantó que se cuida a detalle cada sonido, cada entonación y cada gesto empalmado, pues todo el doblaje debe quedar prácticamente perfecto.

-Fin de nota-

 

NTX/CPO/LMC