WWW.CAPITALMEXICO.COM.MX

Martes 15 de Octubre 2019
| | |

Malas comedias, un problema del cine nacional: Xavier Robles

Xavier Robles. Foto: Cuartoscuro

Xavier Robles. Foto: Cuartoscuro

04 de Enero 2019

CAPITAL entrevistó al coescritor de la icónica cinta mexicana Rojo Amanecer (1990)

 

“En México, no ha habido una evolución sostenida del cine, al contrario, hemos ido involucionando. Si consideramos el excelente cine que se hacia en la década de los 70, cuando ganó más de un centenar de premios en los festivales más importantes del mundo, ahora, resulta que cualquier jovencito que gana un premio en las Islas Fiji es reconocido como si fuera la gran cosa; eso es ir en retroceso”, externó Xavier Robles, coescritor de la icónica cinta mexicana Rojo Amanecer (1990)

En entrevista con CAPITAL, el reconocido guionista, sostuvo que la verdadera época de oro de la cinematografía nacional estuvo en los años 70. Desde entonces, aseguró, no ha vuelto a ver una etapa de tanto esplendor en el cine mexicano, con excepción de algunas cintas que han tenido ciertos destellos en la primera mitad del siglo XXI como “Amores perros” o “El violín”

“Hemos ido involucionando hacia un cine que tiene predilección por el melodrama y por lo que yo califico como: “comedietas”, que son malas historias de comedia que realmente no aportan nada a la sociedad, ni al bien público ni a la memoria, simplemente, es entretenimiento barato”, afirmó Xavier Robles.

Para el creador, una de las razones por las que sólo se proyectan “malas comedias” en los complejos cinematográficos del país, tiene que ver con el gran problema del cine mexicano, es decir, la distribución y exhibición de las buenas producciones cinematográficas.

“De qué le sirve al Imcine tener una alta producción de películas sino no son vistas por la gente. Son cintas que no son exhibidas en los pueblos ni en las comunidades más alejadas. Antes, los cineastas teníamos Multicadena de Oro que distribuía todas nuestras películas en las poblaciones más pequeñas”, refirió el también director de cine.

Decepcionado por la momento que atraviesa el cine nacional en materia de calidad, Robles reconoció la enorme labor que realizan algunos cineastas mexicanos fuera de nuestras fronteras.

“Alfonso Cuarón es una gran cineasta y lo ha demostrado en todas los lugares en donde ha filmado. Acaba de hacer “Roma”, una excelente película, pero es hasta ahora que ha hecho algo tan interesante”, señaló el también guionista de !Que viva Tepito!, cinta presentada en 1981 dentro del Festival Internacional de Cine de Panamá y que le mereció dos premios.

“Realmente se trata de cintas que son garbanzos de a libra, no son película a las que deberíamos estar acostumbrados regularmente”, agregó

Robles reconoció que la actividad cinematográfica en los últimos años en el país ha sido pujante, “muestra de la creatividad nacional”, por lo que consideró incongruente la fuerte disminución que tendrá el sector en materia presupuestal, que suma más de 50 millones de pesos.

Independientemente de la censura, yugos o problemas de producción,Robles, invitó a los jóvenes creadores mexicanos a la realizar cintas que expresen realmente el cine que quieren hacer, “que demuestren porqué son cineastas y porqué están preocupado por su responsabilidad ante la sociedad y el país”

“Deben tener más cuidado con lo que se está haciendo, pues al tratarse de un medio que requiere de una enorme inversión para su realización, es necesario hacer cine de calidad, trascendente, que haga reflexionar y pensar; que no sólo entretenga, divierta o esté al servicio de los monopolios de las salas de exhibición”, puntualizó.

Al cumplirse 30 años de su estreno este 2019, el guionista y escritor reiteró que “Rojo Amanecer” siempre sería una cinta emblemática y clásica del cine mexicano.

“Ha sido vista por más de 20 millones de espectadores. El libro cinematográfico lo escribimos, Guadalupe Ortega y yo, en un momento muy importante cuando de alguna manera sí se está olvidando el 2 de octubre. Algo como lo que ahora pasa con el caso de Acteal que se conoce pero se está olvida en la memoria y la conciencia de la gente. En el caso de Tlatelolco, nosotros sentimos la necesidad de hablar sobre ello y, efectivamente, no olvidar el 2 de octubre”, recordó

De manera precisa, comentó que el mayor reto que enfrentó el filme en su época fue la censura, incluso dijo que se trató de una cinta que tuvo que ser autorizada por el ex presidente, Carlos Salinas de Gortari, en persona.

“El Estado Mayor sugirió 6 cortes a la cinta; sin embargo, esa censura no pasó a mayores porque en esos días salió la versión pirata. En esa época no teníamos control de las copias y una estaba en la Secretara de Gobernación; curiosamente un mercado amaneció un día inundado de la película sin cortes. Años después se recuperó esta versión original y, ahora, se está remasterizado y restaurando para presentarse de nueva cuenta en la Cineteca Nacional”, reveló.

Encuentra más notas sobre