Domingo 18 de Agosto 2019
| | |

Margarita Sanz pugna por la equidad de género

No disponible

No disponible

27 de Julio 2019


*La actriz forma parte de un movimiento que promueve la igualdad de condiciones de trabajo en cine y televisión

Por Verónica Pérez Raigosa

México, 27 Jul (Notimex).- Sin el ánimo de ondear banderas de víctima, Margarita Sanz alza la voz para exigir respeto e igualdad de género, en una sociedad que dijo, aún predomina el machismo.

La actriz forma parte del movimiento “Ya es hora”, iniciativa que promueve la equidad de género, el cese a la violencia e igualdad de condiciones de trabajo en el cine y la televisión.

Consideró que este movimiento no debe segregar a los hombres, porque es importante conocer su opinión, al tiempo de que ellos entiendan el punto de vista femenino.

“La sociedad está conformada por dos partes y debe ser un proceso de retroalimentación, por lo que creo que no se debe excluir a nadie”, apuntó la actriz, quien desde muy joven ha buscado el equilibrio social.

Recordó que esta iniciativa solo es el reflejo de una sociedad en la que aún existe el machismo, y “no veo mucho cambio de una época a otra, existía cuando era niña, de joven y ahora en mi edad adulta.

“Creo que esto se debe a la mala educación que reciben los hombres, a quienes se les cuelga esta idea de que son responsables de la familia y por ello son superiores”, apuntó la actriz nacida en Guadalajara. 

Reconoció que hay muchas reglas erróneas con las que ha crecido y que son obsoletas para estos tiempos; “lo que ha cambiado es que ahora las mujeres alzamos más la voz.

“Es un gusto saber que ahora las mujeres están decididas a no callar en esta sociedad, donde el machismo se disfraza de muchas cosas”, dijo la intérprete, quien precisó que sus comentarios no tienen el objetivo de generar víctimas.

“No suelo comulgar con la victimización, porque creo que en ambas partes hay cosas rescatables, pero aún nos falta por crecer”, dijo Sanz, quien desde joven ha demostrado ser una mujer de convicciones y decidida a luchar por lo que quiere.

Desarrollo profesional

Un ejemplo de esto último es cuando dejó su natal Guadalajara a los 17 años para venir a la Ciudad de México a estudiar actuación, porque si bien desde pequeña había mostrado tener cualidades escénicas, no fue lo mismo en la gran urbe de los años 70.

En esta época en México, mencionó, comenzaban a sonar conceptos como la liberación femenina, había llegado la modernidad al país con el Sistema de Transporte Colectivo (Metro) y los hippies deambulaban por las calles.

Esa ciudad fue la que recibió a la primera actriz, quien estudió en el Instituto Nacional de Bellas Artes, el que después de un tiempo dejó para irse al Centro Universitario de Teatro (CUT), donde terminó la carrera y años más tarde se sumó al plantel docente de la institución.

La oportunidad en la actuación le llegó con un espectáculo “In memoriam” basado en textos del poeta romántico Manuel Acuña, bajo la dirección del dramaturgo Héctor Mendoza, a quien le guarda una gran admiración y respeto.

Destacó que con esta pieza teatral de la autoría de Mendoza viajó a Europa, además de que se convirtió en una obra muy popular pero también polémica por tener desnudos.

“La verdadera casa de esta obra fue la Universidad Nacional Autónoma de México, porque tratamos de llevarla a otros espacios como el teatro de Amalia Hernández, pero la historia y su contenido rompían con lo tradicional”, comentó.

Enamorada de su profesión, Margarita Sanz echa un vistazo a los recuerdos en los que tiene muy presente su admiración por Lola Beltrán y Angélica María; “cantando Eddy Eddy mi madre descubrió mis cualidades y me apoyó llevándome a un coro.

“Luego fueron obras en casa, cuyas ganancias eran para apoyar hospitales, luego nos mudamos al teatro experimental de Guadalajara con obras más elaboradas en las que también participaba mi madre, como Hello Dolly!”, mencionó.

Esta mujer de esbelta figura, por quien parece que el tiempo no pasa, recordó con cariño que el apoyo de sus padres fue incondicional para desarrollar su carrera actoral, que ya suma 47 años.

El teatro, su pasión

Ha trabajado con directores como Jorge Fons, Paul Leduc, Julie Taymor, Carlos Enrique Taboada, entre otros; sin embargo, reconoció que el cine no es precisamente el género que más le guste.

Esto porque es una dinámica que se centra más en cuidar la imagen y no todos los directores suelen dirigir bien, explicó la primera actriz, sin dar más en detalles.

Pero la televisión tampoco ha sido el medio que la llene, a pesar de que ha hecho infinidad de telenovelas que le han agradado como Toda una vida, al lado de Ofelia Medina y Gonzalo Vega, la cual está inspirada en la existencia de la vedette María Conesa.

Esta telenovela de 1981 marcó a la artista por su contenido y calidad, “pocas historias como esta; llevo mucho tiempo haciendo televisión y puedo decir que el problema de este medio son las historias y los productores que piensan por el público.

“Les ha faltado frescura y temáticas, además de calidad”, dijo Sanz, quien lamentó que la televisión siga sin ofrecer contenidos dignos que puedan satisfacer la necesidad de todo la audiencia.

El teatro ha sido para la protagonista de El callejón de los milagros y Quinceañera su gran pasión, “tiene magia el escenario, las noches nunca son repetibles y siempre están en una constante renovación.

“El teatro sin duda es el medio que desde siempre disfruto y me duele lo que pasa con él”, explicó la artista, quien lamentó los recortes presupuestales en el país para el arte.

“Siempre somos los primeros en sufrir recortes, porque no es nueva esta situación, y eso nos ha llevado a trabajar de la mano con la creatividad. En este país los que asignan y recortan son políticos que no tienen idea de lo que hacemos”, concluyó Sanz.

-Fin de la nota-

 

 

NTX/VPR/ACJ