www.capitalmexico.com.mx

Domingo 20 de Junio 2021
Seguimiento de COVID-19 México 20 junio 2021 · 18:21
2,475,705 Confirmados
1,969,137 Recuperados
231,151 Decesos

Las 10 canciones imperdibles de Chris Cornell

 

Su muerte silencia al grunge que lo hizo famoso en los 90 y que lo volvió un ícono de la música


AUTOR DEL TEXTO ORIGINAL EN REPORTE INDIGO: MARÍA ALESANDRA PÁMANES

La prodigiosa voz de Chris Cornell hará que no dejes de poner sus canciones una y otra vez. A manera de homenaje por su inesperada muerte, te presentamos una lista de reproducción con 10 de sus mejores melodías:

>> “Say Hello 2 Heaven” (1991) – Temple of the Dog

>> “Jesus Christ Pose” (1991) – Soundgarden

>> “Rusty Cage” (1992)
- Soundgarden

>> “Black Hole Sun” (1994) 
- Soundgarden

>> “Sunshower” (1999) 
- “Euphoria Morning” (álbum como solista)

>> “Can’t Change Me” (1999) – “Euphoria Morning” (álbum como solista)

>> “Cochise” (2002) 
- Audioslave

>> “Like a Stone” (2003) 
- Audioslave

>> “You Know My Name” (2006) – Para la cinta “Casino Royale”

>> “Billie Jean” (2006) – (cover en el álbum “Chris Cornell: Unplugged in Sweden”)

¿Quién era Chris Cornell? Murió a los 52 años 

 

 

Su voz era incomparable e irreconocible, su trayectoria musical no tiene igual y el vacío –y legado– que deja será muy difícil de llenar. Chris Cornell, de las bandas  Soundgarden, Audioslave y Temple of the Dog, se suicidó —ahorcándose este miércoles— en el baño de un hotel en Detroit, donde se encontraba de gira con Soundgarden.

De hecho, su último concierto parece haber sido una despedida, pues interpretó como pocas veces lo han logrado otras figuras del movimiento grunge.

Cornell tenía 52 años y desde que debutó en 1984 dio cátedra de que sería un cantautor y guitarrista prolífico. Su potente voz fue prueba de ello.

Las muertes del #grunge. El fallecimiento de Chris Cornell fue un duro golpe para el movimiento

Nacido en Seattle, Christopher John Boyle comenzó como baterista, trabajó vendiendo mariscos y fue sous-chef en el restaurante “Ray’s Boathouse”.

A la edad de 7 años tomó clases de piano y tenía un particular gusto por la música de Alice Cooper, Lynyrd Skynyrd y The Beatles. Al divorciarse sus padres, cuando Chris tenía 14 años, adoptó el apellido de soltera de su madre, Cornell.

Entrada la década de 1980, Cornell formó parte de la banda The Shemps, con la que interpretaba covers alrededor de Seattle.

Durante la adolescencia cayó en una grave depresión que lo hizo abandonar la escuela y provocó que pocas veces deseara salir de su casa. Ahí, su único refugio era la música: se dedicaba a tocar la guitarra y la batería.

En 1984 fundó la banda Soundgarden junto a Hiro Yamamoto –en el bajo– y Kim Thayil en la guitarra. Chris se encargaba de la batería y la voz.

Hoy dicha banda está conformada por Kim Thayil, Ben Shepherd y Matt Cameron.

En el año de 1990, Cornell forma la agrupación Temple of the Dog, la cual fue disuelta en 1992. Esta banda fue un tributo de rock al fallecido amigo de Chris, Andrew Wood, quien fue vocalista de Malfunkshun y Mother Love Bone.

¡Nunca lo imaginamos, eran amigos! Brad Pitt devastado por la muerte de Chris Cornell 

La década de 1990 fue una era en la que Chris Cornell se consagró en el grunge y en la música en general. A lo largo de su carrera, Chris lanzó cinco álbumes en solitario, con Soundgarden produjo seis álbumes, cinco EP y dos compilaciones de grandes éxitos.

En 2001 llegó otro proyecto, una banda de metal alternativo a la que bautizaron Audioslave, nacida en Los Ángeles. Tras la muerte de Chris, esta banda queda conformada por Tom Morello, Tim Commerford y Brad Wilk.

Cornell lanzó tres álbumes con Audioslave y un álbum con Temple of the Dog.

Revelan las causas de la muerte de Chris Cornell 

Y es que Chris Cornell no la tuvo fácil, el divorcio de sus padres lo afectó severamente, al igual que la depresión que sufrió en la juventud, sin contar que en 1994 casi pierde las cuerdas vocales, dado a que forzó la voz durante la promoción de “Superunknown”, el cuarto álbum de Soundgarden.

Además fue víctima de un oscuro enemigo recurrente en las vidas de muchos rockeros y figuras de la música: la adicción al alcohol y las drogas. En el año 1997 se separó de Soundgarden por causa de su alcoholismo.

En una encuesta del sitio web de la revista Rolling Stone, lo sitúa en el puesto número 9 de los mejores cantantes de la historia, y según Planet rock ocupa el puesto número 22 de lista de las 40 mejores voces del rock, siendo el más joven y activo de la misma.

En alguna ocasión dijo al diario español El País que le costaba hablar de ese tema, “durante años esas cosas estaban de alguna manera presentes todo el rato. Aún trato de entender si caí en la adicción porque era infeliz o si más bien era infeliz porque caí en la adicción”.

“De lo que me arrepiento cuando tocaba en Soundgarden o de todo lo que hice musicalmente en los 80 o 90, fue que bebía un montón”, declaró el cantante que superó sus adicciones y se encontraba de gira con el regreso de de la banda Soundgarden.

En otra ocasión declaró algo que bien podría describir la influencia y el legado que deja en el grunge y la música a través de las canciones que entonó con su carrasposa voz y eso es que era un artista que pintaba con las letras.