WWW.CAPITALMEXICO.COM.MX

Martes 22 de Octubre 2019
| | |

Mostrarán con butoh el espacio liminal entre lo humano y lo artificial

No disponible

No disponible

29 de Abril 2019


México, 29 Abr (Notimex).- ¿Hasta donde el cuerpo humano se convierte en una mera marioneta y es despojado en su forma? Ésta es una de las inquietudes personales que llevaron a la bailarina, coreógrafa y docente Minao Seki a crear el montaje “Human Form I”, que presentará este martes a las 20:00 horas en la Ciudad de México.

Será en el Teatro de la Danza Guillermina Bravo del Centro Cultural del Bosque en donde esta función se realizará en el marco de Cuerpos en Revuelta -Festival Internacional de Butoh- tercera emisión, que organiza el Laboratorio Escénico Danza Teatro Ritual, dirigido por Eugenia Vargas.

El estilo de Seki se ha caracterizado por investigar la comunicación entre lo consciente y lo inconsciente, la descripción de los estados emocionales y los límites entre la realidad y la ilusión.

Su enfoque artístico no puede separarse de su filosofía personal de la vida, que de manera integral combina la meditación vipassana, la cocina macrobiótica y las técnicas tradicionales de curación del cuerpo japonés.

“El cuerpo humano, que se convierte en una mera marioneta, es despojado en su forma en el objetivo de alcanzar el espacio liminal entre la fisicalidad y la artificialidad”, señaló Seki mediante un comunicado, quien quiere difuminar los límites entre los cuerpos humanos y artificiales con esta presentación.

Para crear este trabajo, la artista se inspiró en las marionetas y robots; tomó prestados elementos de arte de animación, jardines japoneses y arquitectura.

“La forma humana se concibe como una serie de cinco investigaciones que examinan objetos o entidades, que pueden asumir la forma humana. La investigación comienza con el cuerpo humano y se extiende a títeres, robots, cadáveres y espíritus incorpóreos o fantasmas”, informó.

Seki, quien vive y trabaja en Berlín desde 1986, es fundadora de Minako Seki Company y tuvo como primeras influencias de su trabajo a los bailarines japoneses Tetsuro Tamura y Anzu Furukawa.

Después de muchos años de experiencia coreográfica, ha desarrollado su propio método creativo basado en la improvisación. Su técnica se llama “danzar en el medio”, ya que se basa en la conexión entre diferentes puntos.

Los puntos se generan a partir de la experiencia del bailarín y pueden ser muchos elementos diferentes, como espacios, sentimientos, recuerdos, objetos, sonidos, imágenes e imaginaciones.

-Fin de nota-

NTX/ABPM/RMJ