WWW.CAPITALMEXICO.COM.MX

Jueves 19 de Septiembre 2019
| | |

“Mujer se va la vida, compañera”, un homenaje a las luchas sociales en la Ciudad de México

No disponible

No disponible

13 de Abril 2019


* El documental dirigido por Mariana Rivera se proyectará este sábado en el Museo de las Culturas del Mundo

Por Nancy Mora Nieto

México, 13 Abr (Notimex).- La fascinación que provoca escuchar las anécdotas del cantautor León Chávez Teixeiro y su compromiso con la lucha social fue lo que detonó el interés de la documentalista Mariana Rivera y el productor Josué Vergara para realizar “Mujer se va la vida, compañera”.

Un documental en el que rinden homenaje al artista y a tres mujeres que participan en distintos movimientos sociales en la Ciudad de México, a través de un viaje impregnado de canciones, imágenes, recuerdos y batallas compartidas.

“Tenemos una amistad entrañable con León, desde hace varios años teníamos la idea de filmar un documental con las historias que nos contaba de cuando vivió en la colonia Martín Carrera en la década de los 80 cuando formó parte de una organización que luchaba por la vivienda, nos contaba sobre la lucha de las mujeres en aquella época”, explicó la directora Mariana Rivera en entrevista con Notimex.

Fue así como iniciaron la aventura fílmica que incluye las historias de Doña Fili, una luchadora por el cuidado del agua en los pedregales de Santo Domingo en Coyoacán; Gloria Juandiego, una costurera sobreviviente del terremoto de 1985, y Vero, quien vive en Martín Carrera y luchó por viviendas dignas para la comunidad.

Una vez iniciado el rodaje se enteraron de la convocatoria para el fondo DocTV Latinoamérica que apoya a proyectos documentales sobre ciertos temas, esa edición estaba dedicada a la música, así que presentaron este proyecto que fusiona el tema social con las canciones de León que también están relacionadas con el mundo del proletariado, concursaron y obtuvieron el apoyo para continuar.

“Con este documental quisimos ser congruentes con el discurso de León, un rolero que nunca se ha vendido a una industria, él toca en las marchas, en los plantones, en casa de los obreros, por eso decidimos no hacer un documental biográfico sino utilizar su propia música para llegar a las historias que él retrata en sus canciones”, sostuvo Mariana.

La película enlaza esas vivencias del cantautor en las décadas 70 y 80 con historias actuales como el temblor de 2017, “realizar este documental fue algo muy enriquecedor porque nos permitió caminar con León la Ciudad de México, que él describe en sus relatos, así que nos dimos a la tarea de buscar y revivir imágenes de la ciudad de aquellos años, lugares que no conocemos o que están invisibilizados”.

Aunque de momento León estaba un poco preocupado por saber cómo sería construida la narrativa del documental, cuando lo vio por primera vez quedó sorprendido gratamente al ver la manera en que fueron tejidas las tres historias que se cuentan, además del impacto que le causó verse retratado en los ojos de mujeres, “para él fue muy interesante reflejarse en un espejo donde él es el hilo conductor”.

El productor Josué Vergara, quien además fue el encargado del diseño sonoro, explicó que una de las intenciones del documental era retratar a León tocando su guitarra aprovechando además los sonidos propios de la ciudad, “creo que la ciudad por sí misma es muy musical y este documental nos dio la oportunidad de explorar estos sonidos”.

Indicó que el título de la película hace referencia a la canción “La mujer (se va la vida)”, escrita por el propio León Chávez y que es el tema con el que más se identificaban las protagonistas del documental.

Sobre la experiencia de ver el documental proyectado y la reacción del público, Josué recordó funciones tan emotivas como aquella a la que asistieron más de tres mil zapatistas en el marco del Primer Festival de Cine Zapatista, “no hubo glamour, ni alfombras rojas, todo lo contrario, fue muy impresionante y nos dejó una gran enseñanza”.

Finalmente, Mariana Rivera destacó la importancia histórica que conlleva este trabajo, “creo que los documentalistas tenemos la responsabilidad histórica, ética, política, porque retratamos un momento particular, un fragmento de espacio y de tiempo que nos dejará mucho para el futuro, quizá ahorita no percibimos que tan importante es la memoria visual y sonora (…) pero creo que en unos 50 años esta película será un legado importante para reconocernos y saber cómo ha cambiado la propia ciudad”.

“Mujer se va la vida, compañera” será proyectado en el Museo Nacional de las Culturas del Mundo, la tarde de este sábado, acompañado por la exposición “Fotografías del andar”, que muestra el archivo fotográfico de León Chávez.

NTX/NMN/LRL